< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Comités de Autodefensa y de Abastecimiento

 

Las jornadas de junio pusieron al rojo vivo el problema de como sostener un combate de larga duración. Un problema vital que empezaron a plantearse los sectores avanzados en cada punto de bloqueo, sindicato y junta de vecinos fue el abastecimiento, con la población trabajadora alteña cocinando con leña, una creciente escasez de productos básicos que empezaban a ser objeto de especulación y otros problemas. Otra cuestión radicaba en las amenazas de represión, los rumores de estado de sitio y aprestos militares, y ataques como las agresiones de las bandas de la Juventud Cruceñista a marchas y bloqueos en Santa Cruz y los grupos de choque que empezaban a crearse en barrios acomodados de La Paz; ante lo que el movimiento estaría obligado a responder y que no podía realizarse de forma desorganizada y sin los instrumentos básicos para la autodefensa.

El miércoles 8 de junio en la reunión de la Asamblea Popular nacional y originaria planteó la creación de comités de abastecimiento popular y de autodefensa. Estos comités no llegaron a ponerse en marcha, sin embargo su discusión y la reflexión de los problemas de carácter organizativo son una importante lección para los próximos combates. Su implementación, desarrollo y centralización será clave para que desde abajo los trabajadores y el pueblo den pasos en su autoorganización, en el camino de tomar en sus propias manos los problemas de la lucha y en el camino de construir un real y verdadero poder de masas.