< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Un gabinete pro empresarial

 

Evo conformó su gabinete para tranquilizar con “ministros serios” y tecnócratas al empresariado y las transnacionales, al mismo tiempo que nombró algunos dirigentes de origen sindical o indígena para “embellecer” a ojos del pueblo al equipo ministerial. Así, el ministro de Obras Públicas, Salvador Rik es un empresario con una cuantiosa fortuna de más de 30 millones de dólares; Walker San Miguel, de defensa, participó de las “capitalizaciones” gonistas y fue abogado del siniestro Asbún; Carlos Villegas, ministro de Planeamiento defiende la “estabilidad macroeconómica” y promete “seguridad jurídica” a los empresarios; Soliz Rada, de hidrocarburos, ex militante condepista, pasó de las iniciales frases nacionalistas a ensalzar la colaboración con Petrobras y otras transnacionales. Colaboran con ellos el “ministro obrero”, Gálvez, que como dirigente de la Confederación de Fabriles dejó pasar innumerables ataques a los trabajadores y hasta participó en las marchas proempresariales exigiendo el TLC con Estados Unidos; Abel Mamani, ministro sin cartera para el Agua, fue cuestionado por su papel frenador como dirigente vecinal alteño en la lucha por la expulsión de Aguas del Illimani y por aceptar la política de negociación con esa transnacional y sus socios locales (entre los que está Doria Medina, de UN). Para muestra, bastan estos botones...