< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Por David Dias

El gobierno entrega la política minera a los privatizadores

 

Evo Morales nombró ministro de minería al dirigente cooperativista Walter Villarroel, ex presidente de FENCOMIN y a quien se sindica de haber sido hombre del extinto partido neoliberal UCS, antes de apoyar a Carlos Mesa. Villarroel es impulsor de una política privatista de asociación con el capital extranjero y se enorgullece de emprendimientos donde las cooperativas trabajarán para pulpos internacionales, como el megaproyecto de San Cristóbal, y de que las cooperativas han llevado a “nivel empresarial” la explotación de Caracoles, de donde hace dos años expulsaron violentamente a 220 trabajadores asalariados.

Claro que esto no es casual. El propio presidente ha reafirmado que el proceso de privatización del yacimiento de hierro de El Mutún, proseguirá aunque se revisarán las bases de la licitación. En este terreno, como en hidrocarburos, el MAS sigue una estrategia de asociación con el capital extranjero que desmiente sus promesas de “nacionalización”.

¿Inversiones chinas en Huanuni?

Según el propio gobierno, el ministro se reunió con empresarios chinos para discutir inversiones en Huanuni:
“La Paz, 08 feb (ABI).- Una comisión de la empresa Mines Company de la República Popular de China, hicieron conocer al ministro de Minería, Wálter Villarroel, su predisposición para iniciar trabajos de explotación masiva de minerales, empezando en la mina de Huanuni y en otros sectores como Chorolque y Telamayu.

Villarroel, en la reunión que sostuvo con los empresarios chinos, señaló que el gobierno de Bolivia, en las nuevas condiciones de la política minera, otorga amplias garantías y seguridad jurídica a la inversión extranjera para invertir no solo en Huanuni sino en todo el país.

"La posibilidad de obtener un financiamiento por parte de la empresa Mines Company de la República Popular de China para la realización de una serie de proyectos para Huanuni, pasa por cambiar la explotación minera artesanal a la explotación masiva de los yacimientos, que sin duda requiere también mejorar el sistema de organización y trabajo", sostuvo Villarroel.(...) Entre tanto los dirigentes de la Federación Regional de Cooperativistas de la Mina de Hunauni que también estuvieron presentes en dicha reunión hicieron una explicación a los miembros de esa empresa extranjera sobre el yacimiento y las posibilidades de trabajo por encima del nivel "O" Harrison.”
Esta podría ser la preparación de un intento de reprivatizar la empresa, pese a que desde 1999 y con una ardua lucha los mineros impusieron la salida de Allied Deals y su reversión al Estado. Desde hace tiempo la presión de los cooperativistas sobre la empresa Huanuni ha causado fricciones y hasta enfrentamientos con los asalariados ¿qué nuevas maniobras se preparan desde el ministerio?

Por un plan obrero para la minería

Los dirigentes pro empresariales de las cooperativas son responsables de este clima de enfrentamientos, pero para defender los intereses de los asalariados no basta un programa cerradamente corporativo ni sirve la búsqueda de espacios burocráticos dentro del esquema gubernamental del MAS, como proponen algunos dirigentes. Hay que enfrentar al programa privatista y de entrega al capital extranjero con un programa superior, de nacionalización de la minería.
Los trabajadores mineros reclaman la reconstrucción de COMIBOL; el primer paso debe ser impedir la privatización de El Mutún y consolidar la reversión de Huanuni y de la fundición de Vinto al Estado. Una COMIBOL así refundada debería funcionar bajo administración de los trabajadores, sobre la base de un plan obrero para la minería, basado en la nacionalización de COMSUR, el pulpo minero del masacrador Sánchez de Losada, y la reversión de las concesiones al gran capital extranjero. Este plan deberá contemplar las necesidades de los cooperativistas pobres, que laboran con sus manos, son esquilmados por las empresas rescatadoras y engañados por los dirigentes cooperativistas enriquecidos, muchos de ellos verdaderos empresarios que se disimulan bajo un guardatojo.