< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


¡Por un congreso de la COB al servicio de la organización obrera!

 

El 1º de Mayo, día internacional de los trabajadores, esta convocado el congreso ordinario de la COB, a realizarse en la ciudad de El Alto. Los trabajadores, los sindicatos democráticos y combativos y las organizaciones que se reclaman revolucionarias debemos evitar que este congreso se desarrolle a la manera de los anteriores, es decir, sin intervención activa de los trabajadores de base ni en los documentos políticos, ni en las resoluciones ni en la composición de la dirección.

Por el contrario, debe ser un congreso al servicio de la recomposición de la clase trabajadora, es decir, de la organización obrera independiente en todos los terrenos, y de la defensa de la independencia política de la clase obrera respecto a los empresarios y sus partidos, así como frente al gobierno del MAS.

Debemos exigir que los delegados a este congreso sean elegidos en asambleas democráticas de los trabajadores, que se permita la amplia participación de los distintos grupos de trabajadores asalariados que vienen dando pasos en su organización sindical. Las organizaciones sindicales deben impulsar ya una gran campaña por la organización obrera, para que este congreso pueda expresar a las nuevas fuerzas de la clase obrera: hay cientos de miles de asalariados que no pueden participar de la COB al no contar con organización sindical por estar sometidos a una feroz dictadura patronal en empresas, fábricas y talleres.
Si en el anterior congreso del 2003 en Oruro los sectores del sindicalismo “amarillo” comprometidos con las reformas neoliberales fueron completamente derrotados, hoy la pelea central estará dada entre los que desean una COB oficialista, dócil al gobierno del MAS, para facilitar su estrategia reformista y los que a su manera intentan mantener un cierto grado de independencia organizativa de la central y los sindicatos, aunque capitulen políticamente al MAS.

Pero la única forma de impedir que el congreso sea manipulado por las corrientes progubernamentales es mediante la más amplia democracia obrera, para que se exprese lo más avanzado de la clase trabajadora, que la base tenga amplia participación, donde la defensa de la independencia de clase respecto al gobierno sea garantizada no por frases retóricas o estatutos que nadie respeta sino por la voluntad democráticamente aceptada de empezar a construir una expresión política propia de la clase obrera, como podría ser un Instrumento Político de los Trabajadores basado en los sindicatos y con plena democracia obrera.
Para ello, es preciso impulsar un bloque independiente de todas las alas de la burocracia, con los sindicatos combativos, los trabajadores de vanguardia y las corrientes políticas que se reclaman obreras y socialistas, para que el próximo Congreso de nuestra organización matriz sea un paso adelante en la recomposición del movimiento obrero.