< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Referéndum autonómico

A medida de las oligarquías regionales

 

El referéndum autonómico con carácter vinculante, bandera del Comité Cívico de Santa Cruz y aceptado por el MAS, condicionó aún más la ya retaceada Constituyente.

Con este referéndum las élites departamentales buscan imponer la autonomía como garantía contra cualquier veleidad de la Constituyente o del gobierno central, paar seguir manejando los departamentos como si fueran su propia hacienda, y preparar el terreno para disputar el control de la tierra, el gas y los recursos naturales.

Por supuesto el referéndum ni siquiera menciona la posibilidad de que aspiren a su propia autonomía territorial los pueblos originarios -como los guaraníes, chiquitanos u otros-, o regiones como el Chaco, que se movilizó con una importante participación de la Asamblea del Pueblo Guaraní para exigir su departamentalización, cuestionando los planes de las oligarquías cruceña y tarijeña y reclamando la nacionalización del gas.

El paro cívico en la localidad cruceña de Puerto Suárez, defendiendo lo indefendible: el asentamiento ilegal de la empresa brasileña EBX, y el que quería hacer el Comité Cívico Santa Cruz el 4 de mayo para presionar sobre el gobierno(aunque debió suspenderlo) desnudan los verdaderos intereses del autonomismo de los “cívicos”.