< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Con un mínimo de 500 Bs. no alcanza

 

El Decreto 28700 aumentó el salario mínimo nacional (SMN) apenas un 13,63% (60 Bs) llevandolo a 500 Bs.
Después de cuatro años de estar congelado es algo, sobre todo para los obreros peor pagos, que ganan el mínimo o incluso menos.
Sin embargo, no es ningún “regalo” oficial sino una respuesta completamente insuficiente a las demandas de los trabajadores tras años de resistencia y luchas y no compensa siquiera la inflación de estos años.

Hay en el país unos 110.000 trabajadores asalariados que ganaban menos de 440 Bs. Contando a los que ganan un SMN o poco más, la cantidad sube a unos 450.000 ¡Casi la mitad de los asalariados! Muchos de ellos son jóvenes y mujeres.
Para un obrero que debe sobrevivir con estos salarios de hambre, recibir 60 Bs. más es un alivio, pero en nada resuelve el problema.

Para acceder a la canasta familiar mínima la COB reclama un SMN de 1.500 Bs. y el nuevo SMN cubre sólo la tercera parte.

El gobierno dice que no hay plata para más.
Sin embargo, en estos años, mientras el salario estaba congelado, las empresas privadas hicieron enormes ganancias gracias a los salarios de hambre y si el Estado no siguiera pagando la deuda externa, dispondría de recursos para salarios y crear ítems en salud y educación.

Sigue planteada la lucha por el salario y las demandas obreras:

¡Abajo el 21060 y toda la legislación antiobrera!

Salario mínimo de 1.500 Bs., al igual que la renta jubilatoria mínima.

Jornada de 8 horas y de 6 horas en los trabajos insalubres.

Por los derechos de la mujer trabajadora ¡A igual trabajo, igual salario!

¡Trabajo para todos! Plan de Obras Públicas bajo control de los trabajadores, los campesinos y las juntas vecinales, financiado por impuestos a la gran propiedad y la riqueza, y dejando de pagar la deuda externa.

¡Basta de negocios de las AFP’s con los aportes de los trabajadores! ¡La seguridad social debe ser nacionalizada bajo control de los trabajadores, rentistas y jubilados!