< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Llamamiento

Por un movimiento político de los Trabajadores

 

Los primeros meses del gobierno de Evo Morales y el MAS, han mostrado que no existe ninguna “revolución democrática y cultural” en marcha. Las aspiraciones populares de profundos cambios en la estructura económica y social del país van camino a nuevas frustraciones pese a los gestos demagógicos del actual gobierno que intenta contener toda la energía revolucionaria mostrada por las masas en los levantamientos de los últimos años.

El DS de “Nacionalización” de los hidrocarburos, no va mas allá de plantear el aumento de impuestos y cierta participación estatal, evitando de esta manera una verdadera nacionalización. La derogatoria del Art. 55 del 21060 y la Ley de Fuero Sindical no han cambiado en nada la real situación de los trabajadores en cientos de empresas, donde sigue imponiéndose una salvaje dictadura patronal, como lo evidencia el despido de dirigentes y trabajadores en TOTES, y varias empresas más. La política de distribución y saneamiento de tierras sobre la base de la gonista Ley INRA no afecta en lo esencial a los terratenientes, ganaderos, agroindustriales y madereros y no satisface la necesidad de tierra de los campesinos desposeídos ni responde a la crisis de la pequeña producción agraria.

La muerte de un Sin Techo durante el desalojo policial de una ocupación de terrenos en Oruro el 9 de junio, fue el sello de sangre que faltaba para confirmar que el gobierno defenderá a rajatabla la política de conciliación con el empresariado, las transnacionales y los terratenientes, basada en el respeto la legislación heredada del ciclo neoliberal y la gran propiedad privada.

La Asamblea Constituyente ha sido convocada sobre la base de un vergonzoso pacto con la derecha tradicional, impidiendo la participación independiente de pueblos originarios, trabajadores, devaluando la participación de las mujeres y burlando las legitimas aspiraciones democráticas de los trabajadores y el pueblo de tener una Asamblea verdaderamente libre y soberana, no condicionada por nada ni por nadie.

La política del MAS posterga las legitimas reivindicaciones de los trabajadores y el pueblo, como una verdadera nacionalización de los hidrocarburos, una profunda y radical reforma agraria que liquide el latifundio, el respeto a los derechos de los trabajadores como un salario digno, jornada de 8 horas, seguridad social, etc., que son burlados en las fábricas y en las oficinas de juzgados y ministerios, mientras los empresarios amasan fabulosas ganancias a costa del hambre obrera y popular.

Por todo ello, es urgente la necesidad de comenzar a construir un Instrumento Político de los Trabajadores, independiente de los empresarios y sus partidos, así como del Estado y del gobierno. Es urgente y necesario que la clase obrera intervenga en política con su propia organización y su propio programa, para luchar por una salida obrera, campesina, y popular. Es en el terreno político donde se definen los ejes centrales de la economía y el rumbo del país y es allí donde también debemos dar la pelea. La falta de intervención de la clase obrera como sujeto social y político independiente es lo que está permitiendo que el proceso revolucionario abierto con los levantamientos nacionales de Octubre y Junio sea desviado y canalizado detrás de una política de tibias reformas parciales que preserva el Estado burgués semicolonial boliviano.

Frente a esta situación los abajo firmantes convocamos a los trabajadores y sectores explotados, a la juventud combativa, a los sindicatos combativos como los dirigentes de URMA que acaban de ganar las elecciones en el Magisterio de La Paz, especialmente a los dirigentes Vilma Plata, Gonzalo Soruco, Álvarez, y otros valiosos compañeros, así como a las organizaciones políticas que se reclaman de la clase obrera y el pueblo como el POR, el MST y otras, ha poner en marcha un gran movimiento nacional por una expresión política de la clase obrera, independiente del estado, los patrones y los conciliadores.

Varios trabajadores, estudiantes, artesanos, vecinos alteños y militantes de la LOR-CI, impulsamos en común la organización obrera independiente, no solo de nuevos sindicatos, de carácter democrático y combativo que den pasos hacia la independencia de clase, sino también luchamos por construir una expresión política independiente de los trabajadores como la Agrupación Ciudadana: “Propuesta de los Trabajadores”. Ponemos estos avances a disposición de la lucha común con todos aquellos dispuestos a pelear por un gran movimiento político independiente de la clase trabajadora.

Como un primer paso, proponemos iniciar la discusión en sindicatos y centros de trabajo y de estudio, para concertar una reunión que permita poner manos a la obra en esta urgente y necesaria tarea y definir acciones y pronunciamientos comunes.

Firman:

Edwin Gutiérrez, Sec. General SITRASABSA

Grover Muñoz, Sec. De Conflictos SITRASABSA

Elio Aduviri, Sec. De Relaciones SITRASABSA

Elvio Mamani, Sec. General de SITRATEA

Gabriela Rodríguez Sec. General Central Unica de Artesanos de Bolivia

Waldo Lima, estudiante de la UPEA

Nadezda K., trabajadora bancaria

Javo Ferreira, por la dirección de la LOR-CI