< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Elecciones en el magisterio urbano de La Paz

Fracaso del MAS, un paso en la defensa de la independencia política y sindical

 

El 2 de junio en las elecciones de la Federación de maestros paceña volvió a imponerse URMA (POR), aunque con un resultado más ajustado que en ocasiones anteriores, superando al segundo frente, MAS-VIVE (un bloque reformista progubernamental) por siete puntos. Votaron 18.777 maestros (la mayor participación registrada en las elecciones de la federación). URMA obtuvo 7.988 votos (el 47%); MAS-VIVE logró 6.874 (40%) y FUN-RA (impulsada por la burocracia de la Confederación y los stalinistas del PCB) sólo 2.248 votos (el 13%). La nueva directiva se integrará proporcionalmente a los votos.

La importancia política de las elecciones en este importante sector era evidente. El MAS apostaba a desplazar a una conducción combativa, considerada "trotskista" y que se opone por izquierda al gobierno, siendo sus principales dirigentes, como Wilma Plata, José Luis Alvarez y otros, militantes del POR. Pero el partido de gobierno fracasó en el intento pese a la popularidad de Evo Morales y al respaldo oficial al frente MAS-VIVE.

Más allá de nuestras diferencias políticas y sindicales con URMA-POR, coincidimos en la importancia de defender la independencia política de la federación frente al gobierno y por ello saludamos este triunfo.

Ahora URMA tiene ante sí una gran responsabilidad. La Federación debería convertirse en un puntal no sólo de la lucha por las reivindicaciones sectoriales, sino de la organización obrera en todos los terrenos, sumándose al esfuerzo por construir un movimiento por la independencia política de los trabajadores.
Por supuesto esto no significaría disolver a su propia organización política, el POR, sino impulsar un bloque progresivo con otros sindicatos combativos, luchadores y grupos obreros y socialistas para dar la batalla por la organización sindical y política obreras en los cientos de empresas, fábricas y talleres que representan a la inmensa mayoría del proletariado todavía desorganizado.