< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


La posición de los socialistas revolucionarios

 

Como afirmamos en el número anterior de Palabra Obrera, votar por el MAS y sus candidatos en estas elecciones no era contribuir a derrotar a la reacción y al imperialismo, sino fortalecer una política de conciliación con ellos, a despecho de los intereses obreros, campesinos, indígenas y del pueblo pobre.

Por ello, en ausencia de candidaturas obreras y socialistas, y como expresión de la pelea por la organización política independiente de los trabajadores, planteamos el voto en blanco o nulo.

Denunciamos también el contenido reaccionario del referéndum autonomista pactado entre el MAS y la derecha y explicamos que el votar “NO” era insuficiente pues aceptaba la validez de este mecanismo antidemocrático y por tanto, el éxito político que constituiría para las oligarquías regionales.

Propusimos una política de clase para aprovechar la tribuna electoral

Desde la LOR-CI insistimos en su momento en la necesidad de utilizar la tribuna electoral para denunciar todo esto y llevar a la Constituyente una representación obrera con una política independiente de los empresarios y del gobierno; para luchar desde una posición de clase por la genuina nacionalización del gas y los recursos naturales, por una verdadera revolución agraria para garantizar la tierra y el territorio, por las demandas obreras y populares y por la ruptura con el imperialismo.

Ante la pasividad de la COB y el rechazo de otras fuerzas de izquierda, impulsamos junto a SITRASABSA y otros trabajadores, artesanos y estudiantes, la conformación de la agrupación ciudadana Propuesta de los Trabajadores. Lamentablemente, la restrictiva convocatoria pactada entre el MAS y la derecha nos impidió presentarnos a pesar de haber reunido los difíciles requisitos exigidos por la legislación vigente.

Está claro que se ha desaprovechado una importante oportunidad para forjar un polo por la independencia de clase. Esta lección no hace sino ratificar que la lucha por la organización política independiente de la clase obrera está a la orrden del día.


Luchemos por la organización política independiente de los trabajadores

El reciente Congreso de la COB ha votado una resolución progresiva: construir el instrumento político de los trabajadores, reafirmando decisiones anteriores. Esto no puede quedar una vez más en el papel. ¡Hay que construir un IPT basado en los sindicatos, con democracia obrera y con un programa clasista y revolucionario, para luchar por una salida obrera y campesina a la crisis nacional.

Reiteramos el llamado a los sindicatos combativos y la izquierda obrera y socialista, que hicimos junto a dirigentes sindicales de SITRASABSA, SITRATEA, trabajadores y estudiantes de la UPEA, a poner en pie un bloque clasista, de lucha y organización, para impulsar el IPT.