< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


La "toma" de la sede

Pugnas por la COD - Santa Cruz

 

Luego de las elecciones del 2 de julio, se enfrentaron dos sectores que pugnan desde hace varios meses por el control de la Central Obrera Departamental. Este enfrentamiento entre dos alas burocráticas a espaldas de las bases, se enmarca en la negociación y los forcejeos entre el gobierno del MAS y la oligarquía cruceña, que trata de mantener el control de todos los espacios políticos y sindicales en su departamento. Por ello, cobró mayor importancia política y llevó al gobierno a hacer una apresurada intervención del Ministerio de Trabajo y desplegar una guardia militar en las instituciones públicas en Santa Cruz, generando las protestas de los “cívicos” que quieren mantener el control de todos los espacios públicos, un objetivo al servicio de fortalecer la posición negociadora de la oligarquía.

El sector “pro autonomista”, de Edwin Fernández, un burócrata fabril ligado a los grupos cívico-empresariales se apoya en los estatutos sindicales para reclamar legitimidad y utiliza como fuerza de choque nada menos que a la Juventud Cruceñista. Luego del referéndum este sector creyó llegada la oportunidad de tomar la sede sindical al grito de “Viva la autonomía”. El otro bloque, dirigido por Lucio Vedia, de los colonizadores, busca el apoyo del MAS, pero poco y nada a hecho por organizar a los trabajadores del Departamento, que hasta ahora fueron los grandes ignorados auqnue son los únicos que deben decidir en esta cuestión.

La recuperación de la COD cruceña como un instrumento de lucha para los trabajadores exige la organización y lucha independiente de los trabajadores, ligando la defensa contra los matones de Antelo y la juventud cruceñista a la pelea por las demandas obreras -el salario, contra la prepotencia empresarial, por el respeto a las 8 horas y las conquistas laborales pisoteadas por los empresarios-. Pero también, el apoyo a la lucha campesina, para unir a las fuerzas de los trabajadores y el pueblo de Santa Cruz contra la oligarquía de terratenientes, empresarios, y socios locales de las transnacionales.