< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


El gobierno,, las transnacionales, las cooperativas y Huanuni...

 

“Es tanta la riqueza (del cerro Posokoni) que hay propuestas de empresas privadas de adjudicarse ese sector y todo Huanuni, para invertir quinientos millones de dólares, con una explotación de 10.000 toneladas-día durante los primeros diez años, luego 15.000 día por 15 años y luego 50.000 toneladas por otros quince años” explica La Opinión (7/10/06).

Entre los interesados figuran empresas de Estados Unidos (como el grupo AICOBOL) y de China, el mayor comprador mundial de estaño. “La empresa Mines Company de la República de China expresó su decisión de invertir en el país para explotar de forma masiva minerales en los socavones de Huanuni en Oruro, Chorolque y Telamayu en Potosí. Para ese efecto, una comisión de la empresa extranjera se reunió con el ministro de Minería, Walter Villarroel, para conversar sobre política minera y la seguridad jurídica para garantizar sus inversiones (...)
Los representantes chinos señalaron que su empresa minera está en la capacidad de realizar los trabajos de explotación así como para comprar las cargas de los concentrados mineralógicos que provengan de los cooperativistas.”
Boletín OLAMI nº 9, La Paz, febrero de 2006.

Como parte de las tratativas, “Ejecutivos de la empresa Minmetals Nonferrous Metals Co. de China, se reunieron con dirigentes de los cooperativistas mineros del departamento de Oruro (...) con el presidente de la Federación Departamental de Cooperativas Mineras de Oruro (Fedecomin) José Luis Chorolque, y representantes de la Cámara de Exportadores, Desarrollo Productivo, de la Ventanilla Única de Exportaciones y del Complejo Metalúrgico Vinto.” (OLAMI, Año 8 nº 8 agosto 2005).
Entre tanto, “La Cooperativa Minera Karazapato y el Consorcio Mikuna instalarán en Huanuni, a 50 kms. de Oruro una planta piloto para procesar 50 toneladas diarias de estaño.” OLAMI. Año 8 Nº 10 - La Paz, octubre 2005.

“El miércoles, por la noche (es decir antes del asalto cooperativista en Huanuni) dirigentes de las cooperativas mineras se reunieron en Palacio de Gobierno con el presidente Evo Morales y otras autoridades, a las que exigieron se les entregue Posokoni, con una exigencia añadida: desde que abandonó el lugar, la minera inglesa RBG, se produjeron exportaciones, de Posokoni, por 25 millones de dólares, en consecuencia, que se les dé la mitad de ese dinero (12.5 millones de dólares). La exigencia de propiedad, aunque sea a medias, de las cooperativas mineras, se debe a que hace un año realizan tratativas con la liquidadora de RBG, la empresa Thornton, para comprar las acciones que, supuestamente tiene ésta sobre Huanuni y Posokoni. A principios de este año intercambiaron notas y compromisos para pagar 1.5 millones de dólares a cambio de la gran reserva de estaño.” (La Opinión).

En medio de los enfrentamientos, el diputado cooperativista del MAS, Víctor Mena, hacía propaganda por los medios de su proyecto de ley para convertir Posokoni en una “empresa mixta”.

En suma, fueron poderosos y oscuros intereses los que utilizaron a los cooperativistas como carne de cañón, prendiendo la mecha del estallido en Huanuni. El gobierno del MAS, a través de su Ministro Villarroel alentó un plan para impulsar la privatización de Posokoni, en beneficio no de los cooperativistas de filas, sino de una camarilla de dirigentes enriquecidos, en tratativas con las transnacionales y que seguramente hubieran recibido una jugosa participación.

E.M.