< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Frente a la explotación cotidiana y la amenaza de despidos masivos

Organizarnos para preparar la lucha

 

Aun no está resuleto el futuro del APTDEA, el mecanismo de promoción dela exportación de productos manufacturados desde Bolivia al mercado norteamericano, en especial para la producción de textiles y joyas de las industrias de El Alto y La Paz. El congreso de los EEUU está discutiendo el tema. Pero el gonbierno norteamricano habría adlanatdo su "buena voluntad" para extender los plazos. Entre tanto el gobierno de Evo Morales y el MAS han decidido subvencionar a los empresarios industriales (Decreto 28855) con un crédito millonario -posiblemente más de 12 millones de dólares, durante un año. Los empresarios elevan un coro de quejas aunque siguen haciendo buenos negocios.

Los grandes empresarios y los talleristas subsidiarios de estos se enriquecen con nuestra explotación. Los trabajadores fabriles nos vemos sometidos con sueldos miserables y jornadas de trabajo del sol a sol.

Como si fuera poco el esfuerzo físico, no faltan los encargados que te tratan como una basura, te humillan y maltratan. El tiempo para la familia, para el deporte o para estudiar y formarnos son “privilegios” de los que no gozamos los fabriles. De las decenas de miles de obreros que trabajamos en los talleres y fábricas de El Alto y La Paz, muy pocos gozamos de algún tipo de beneficio social.

En los talleres los sueldos no superan los 400 a 500 bolivianos y en las grandes fábricas llegamos a unos 700 u 800 con suerte. La gran mayoría no contamos con un sindicato que pueda hacer frente a la prepotencia empresarial.

Los talleres son en realidad una parte más en la cadena productiva de las grandes fabricas como Ametex, Mex, Orbol o Exportadores Bolivianos, que de esta manera pueden contratar a la mayoría de su personal sin los correspondientes beneficios sociales, despedir a su antojo, librarse del pago de impuestos, etc.

Nada cambió en los lugares de trabajo

El 1º de mayo el gobierno del MAS derogó el artículo 55 del DS 21060 que permitía el libre despido de trabajadores, anunciando la “dignificación del trabajador”.

Sin embargo esta medida acordada con los empresarios no ha impedido hasta el día de hoy que sigan los despidos, como muestra el despido masivo de las obreras y obreros del Taller Externo de El Alto perteneciente a Exbol, o los despidos de 8 trabajadores de la empresa SABSA en el Aeropuerto de El Alto y de muchos trabajadores en TOTES. “Cuando vas al Ministerio de Trabajo por una demanda contra el empresario, tienes a un conciliador que lo único que hace es escuchar a ambas partes y no te queda otra que aceptar la oferta del patrón, o ir a un juicio de 5 años que aunque los ganes, nunca ves los beneficios, como sucedió en Christies, en realidad el único camino es la lucha” nos dice una trabajadora despedida del TEA.

Preparanos desde abajo

Los trabajadores fabriles necesitamos discutir cómo organizarnos y prepararla lucha para cambiar esta situación y hacer respetar nuestros derechos. Es muy posible que con el argumento de las dificultades para exportar, los empresarios, que siguen haciendo enromes ganancias a nuestra costa, quieran descargar nuevos ataques: despidos masivos, desconocimiento de beneficios sociales, etc. El gobierno ya ha demostrado que no hará nada para impedirlo y no podemos confiar en él.

Por todo esto es más necesario que nunca impulsar la organización obrera independiente en todos los terrenos, en la solidaridad y apoyo a los que buscan organizarse, uniendo y coordinando las luchas, defendiendo al independencia política de nuestras organizaciones -como la COB y la Federación de fabriles- que deben ponerse incondicionalmente al servicio de la defensa de los trabajadores- frente a los empresarios, sus partidos y el gobierno del MAS. Y también, debatiendo la verdad sobre las mentiras que los patrones nos dicen todos los días para que apoyemos sus reclamos de TLC y ATPDEA, cuáles son las consecuencias de estos tratados para los trabajadores y el país y qué alternativas podemos plantear como trabajadores.

Los fabriles que formamos parte de Palabra Obrera invitamos a todos los obreros a debatir, organizarse desde abajo y prepararse para la lucha por nuestros derechos.

Por: fabriles de Palabra Obrera

¿Quienes se benefician? Un puñado de grandes empresas:

Exportación de textiles: Ametex , L’Artigiano, Maquibol, Ferbo, Trial, Bolam Ltda., Asea Ltda., Mitsuba, Rey Wear, Casa Fisher, Millma SA, Asarte, Josdo Ltda. y Ferias Bolivianas.

Exportación de muebles puertas y ventanas de madera: United Furniture Industries, Cimal, Industria de Muebles Hurtado, Sociedad Agroindustrial Santa María, La Cuisine, Mabel, Martínez Ultra Tech Door, Forest Saber Ltda., Carpintería Don Fernando, Tecno carpintería San Pedro, la Chonta, Industria Maderera Sali Ltda.

Exportación de joyería en oro: Exportadores Bolivianos, Orbol, Karim Import Export Ltda.