< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Santa Cruz

Entre la ficción de ExpoCruz y la realidad de los trabajadores y el pueblo

 

La realización de Expocruz a fines de septiembre fue utilizada como “vitrina” para machacar con el supuesto camino de desarrollo del empresariado cruceño, frente a la inestabilidad política y las convulsiones sociales que “vienen de Occidente”.
En realidad, esta propaganda pretende justificar un “modelo” de explotación y entrega al capital extranjero que sólo beneficia a una minoría.

La burguesía cruceña se ufana del crecimiento capitalista que permite al departamento cubrir el 50% de las exportaciones nacionales.
Pero esto se basa en la exportación de unos pocos productos (hidrocarburos, soya, derivados de la madera) y una brutal explotación de la “mano de obra barata” de trabajadores agrícolas y urbanos. Los empresarios locales se beneficiaron por décadas de una amplia ayuda estatal y financiamiento que en muchos casos terminó pagando el Estado.
En los 90 fueron “comisionistas” y socios menores de las “capitalizaciones” y las inversiones petroleras. La economía cruceña está profundamente penetrada por el capital extranjero que además de muchas grandes empresas, hoy controla un 40% de las tierras y la producción agroindustrial. Esos son los “secretos” del enriquecimiento empresarial.

El problema de la tierra

Fueron las dictaduras, turbios negociados y el robo de las tierras indígenas lo que permitió a la clase dominante cruceña apoderarse de enormes extensiones y fabulosas concesiones forestales.
Santa Cruz, junto con Pando y Beni, son la expresión más concentrada de una escandalosa concentración de tierras: según datos del Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a nivel nacional menos de 100 familias poseen 25 millones de hectáreas, mientras que dos millones de familias campesinas apenas poseen 5 millones de Has. cultivables.

Esta capa burguesa-terrateniente, con intereses diversificados en la ganadería, la agroindustria, pero también en empresas e industrias urbanas, utilizó el acaparamiento de tierras como expediente para “capitalizarse”, lograr créditos y especular, manteniendo inmensas extensiones improductivas.

Esta situación es una bomba de tiempo, muchos grandes propietarios no tienen siquiera títulos legales -uno de los obstáculos con que chocó el “saneamiento de tierras”- y está en marcha una verdadera “guerra por la tierra” entre estos y los campesinos pobres, indígenas y colonizadores, con frecuentes ocupaciones de tierras y a la formación de guardias armadas por los terratenientes.

La clase trabajadora cruceña

El desarrollo capitalista de los últimos años ha convertido a Santa Cruz en una de las principales concentraciones obreras del país. Son decenas de miles los trabajadores de la industria, de los ingenios azucareros, del complejo agroindustrial de la soya, de los hidrocarburos, etc. Según el Censo del año 2001 (INE), más de la mitad de la población ocupada en el Departamento eran obreros o empleados (373.374), siendo unos 300.000 trabajadores en las principales categorías.

En ese año ya había 137.431 trabajadores de la industria extractiva, manufacturas y
construcción; 56.232 operadores de instalaciones y maquinarias, 99.658 trabajadores no calificados.
Esta es la poderosa fuerza social que debe ponerse en pie y agrupar en torno suyo a las mayorías explotadas y oprimidas del pueblo cruceño. Y las masas cruceñas vienen dando sus primeros pasos en numerosas luchas, aunque todavía dispersas, parciales, como en la salud, empresas fabriles y mineras, además de las movilizaciones campesinas e indígenas.

Autonomía, al servicio de quién?

El planteo de autonomía departamental que levantan el Prefecto y el Comité Cívico ha ganado apoyo popular, al ser presentado como una vía para el desarrollo regional que beneficiaría a todos los cruceños, al “liberar” al departamento del “centralismo” del actual Estado unitario basado en La Paz. Sin embargo, esto es mentira.

Con la bandera autonomista los voceros empresariales: los Costas, Antelo, Dabdoub, etc., se apropian de un viejo sentimiento de postergación por el Estado central para justificar su propio control totalitario de la vida social, política e ideológica regional. La clase dominante cruceña oculta que ella se ha beneficiado directamente de las dictaduras militares y los gobiernos neoliberales, de los que formó parte privilegiada, obteniendo tierras, créditos y todo tipo de apoyo. ¡Nunca estuvo “marginada” por el “centralismo”!

Levantando la autonomía y un discurso racista -que llega al extremo “comecolla” en grupos fascistoides como “Nación Camba”-, quieren hacer pasar el programa de la oligarquía burguesa que hegemoniza el Comité pro Santa Cruz a través de la CAO, Cainco, Federación de Empresarios Privados, Fegasacruz, Cámara de la Construcción, etc., como si fuera la voluntad de todo el pueblo cruceño. Sólo quieren proteger el latifundio y su control de los recursos naturales cruceños, su asociación con las petroleras en el saqueo del gas, las grandes ganancias que logran con la explotación de los trabajadores, y de paso, aumentar su propia cuota de poder a nivel nacional frente a las camarillas burguesas del Occidente.

Con una autonomía en los términos de CAO y CAINCO, el pueblo cruceño seguiría siendo víctima de la explotación y opresión y la oligarquía manejaría el departamento como “su” finca. ¿Significa que hay que defender al actual Estado burgués unitario? No, mientras perdure el Estado semicolonial poco y nada cambiará. El camino es la unidad en la lucha de obreros y campesinos de Oriente y Occidente para enfrentar al enemigo común: las transnacionales imperialistas y sus socios locales en el saqueo de Bolivia, los empresarios y terratenientes de todo el país, e imponer una salida de los trabajadores.

El gobierno del MAS da la espalda a los trabajadores y el pueblo cruceño

Aunque confrontando con el prefecto y los “cívicos”, el gobierno de Evo Morales se cuida de romper con ellos, busca hacerse “aceptable” para la clase dominante cruceña con ministros como el poderoso empresario Salvador Ric o figuras tan “moderadas” como Salvatierra, mientras no da ninguna respuesta a las necesidades y demandas de los trabajadores, los campesinos, las clases medias empobrecidas del departamento, que nada pueden esperar de una Constituyente cada vez más condicionada ni de la política de pactos del MAS que acaba de acordar con CAO y CAINCO siete años más para el “saneamiento de tierras”, liquidando de hecho sus promesas de reforma agraria, algo que ya despertó protestas y movilizaciones como las de la Asamblea del Pueblo Guaraní y CIDOB.

Por la unidad de los trabajadores y campesinos de Oriente y Occidente en la lucha común

Lamentablemente, ni la COD cruceña, dividida por peleas burocráticas y subordinada a los pactos de la burocracia sindical con los empresarios locales, ni las organizaciones nucleadas en el Bloque Oriente, que a pesar de levantar demandas progresivas, apoyan políticamente al MAS, tienen política para responder al problema central: cómo quebrar el dominio político de la oligarquía regional, unir a los trabajadores y campesinos de Santa Cruz entre sí y con los de todo el país.

Es necesario impulsar consecuentemente la lucha por la nacionalización del gas, una profunda reforma agraria, que beneficie a los sin tierra y pueblos originarios, expropiando la agroindustria bajo control de los trabajadores y contemplando los intereses de los pequeños productores de caña, soya, etc., por el derecho al territorio y demás reivindicaciones de los guaraníes y otros pueblos de las Tierras bajas, contra la dictadura de los patrones en las empresas, los bajos salarios y el desconocimiento de los derechos y conquistas de los trabajadores urbanos y rurales.

Es una obligación de la COB y los sindicatos apoyar las demandas y lucha de los trabajadores y el pueblo cruceño, alentando su desarrollo en una perspectiva de clase, de organización obrera independiente del Comité Cívico y los partidos burgueses así como del gobierno masista.

Por V.M.

Las mayores empresas de Santa Cruz

1 EBR Petrolera Capital extranjero

2 Andina Petrolera Capital extranjero

3 Chaco Petrolera Capital extranjero

4 Petrobras Bolivia Petrolera Capital extranjero

5 AIM SAO SA Aceitera

6 Ind. Oleaginosas Aceitera

7 Gravetal Bolivia SA Soyera Capital extranjero

8 Transredes SA Petrolera Capital extranjero

9 CRE Eléctrica

10 Maxus Bolivia Petrolera Capital extranjero

11 Aceites Fino SA Oleaginosas

12 Cotas SCZ Telecomunicaciones

13 Telecel Telecomunicaciones

14 Emp. FFCC Oriental Ferroviaria Capital extranjero

15 E.E. Guaracachi Electricidad Capital extranjero

16 Cargill Bolivia Soyera Capital extranjero

17 Yanbal Bolivia Cosméticos

18 Adriática Seguros

20 E.E. Bulo Bulo Electricidad

21 CIMAL Ltda. Maderera

En base a datos de Nueva Economía

Ejemplos de acaparamiento de tierras en Santa Cruz:

Propietario Dotaciones Sup. Has Provincia

Familia Antelo 12 116.647 Ñuflo de Chavez

Jaime Villarroel D. 6 19.490 Cordillera

Familia Gutiérrez 5 96.874 Cordillera

Familia Paz Hurtado 5 76.000 Obispo Santistevan

Familia Saavedra B. 9 31.309 Germán Busch y Velasco

Nelly Paz de Barbery 3 20.877 Obispo Santistevan

Familia Gasser Bowles 7 72.407 Santa Cruz y Beni

Familia Elsner 7 115.646 Santa Cruz y Beni

En base a datos de Fundación Tierra