< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Entre la trampa de la negociación y el chantaje de la represión

La Comuna de Oaxaca en momentos decisivos


Desde hace varios meses el Estado de Oaxaca, México, está en rebelión y con su lucha ha puesto en pie una comuna, representada por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).
 

Retroceder es entregar la lucha. Entre los intentos de sectores de la dirección magisterial de entregar la lucha y el chantaje represivo del gobierno, en Oaxaca se mantienen las barricadas y sigue el plantón de la APPO en la capital mexicana. La lucha se encuentra en un momento decisivo.

Los trabajadores y el pueblo de Oaxaca nos están dando un gran ejemplo de cómo luchar contra los gobiernos de los capitalistas: con las barricadas y la huelga sostenida por las bases del magisterio contra las amenazas del gobierno y la campaña de difamación de los medios de comunicación, mientras mantienen, a pesar de la lluvia y del frío, un combativo plantón afuera del Senado (en el Distrito Federal -DF) y una huelga de hambre sostenida heroicamente por 21 compañeras y compañeros.

La combativa lucha de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) está en un momento decisivo. El gobierno, el PAN, el PRI, el PRD y las instituciones del régimen quieren acabar, a como dé lugar, con la heroica Comuna oaxaqueña, ya que es una enseñanza de lucha para millones de trabajadores, campesinos y jóvenes en todo el país. Una enseñanza que muestra el camino para construir un poder alternativo al poder de los patrones y sus políticos.
Apuestan a que la APPO no triunfe en su lucha. Por eso es que hasta ahora se han opuesto a la salida del gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz (URO) (como cuando el Senado se negó a resolver la “desaparición de poderes”), sabiendo que su renuncia podría ser un ejemplo para las masas de México. Por eso mantienen la amenaza de la represión, mediante el ejército y la PFP, mientras los paramilitares vinculados a la policía y al PRI atacan y asesinan compañeros en las barricadas, para amedrentar y hacer retroceder esta valiente lucha. Si Fox y la Secretaría de Gobernación todavía no se deciden a reprimir es porque saben que enfrentarán una gran resistencia, que podría despertar una verdadera insurrección con repercusiones en Oaxaca y otros estados, y detonar el resurgimiento de un movimiento nacional de solidaridad.

Buscan quebrar al movimiento mediante el chantaje y la división interna entre el magisterio y la APPO, con maniobras que no resuelven las demandas comunes y sólo buscan desactivar al movimiento. ¡No pasarán! Ante eso, impulsar el regreso a clases sin que ni siquiera se vaya URO, como está haciendo un sector de la dirección de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) encabezado por Rueda Pacheco, es una traición abierta a esta heroica lucha.

Fortalecer y extender la lucha de la APPO para que se vaya URO

Las bases combativas del magisterio y el pueblo de Oaxaca saben que si se regresa a clases bajo estas condiciones, no conseguirán su demanda básica y unificadora: la renuncia de Ulises Ruiz. El magisterio sabe bien que las “promesas” de Gobernación nunca son más que eso: “promesas” para dividir, desmovilizar y evitar que se radicalice la lucha.

De igual forma, impulsar una “tregua” entregando la ciudad con una licencia de URO por 100 días (como planteó SERAPAZ -organismo de DDHH-), sólo desmovilizará a los miles que están sosteniendo las barricadas y el plantón del DF, y dejará abierta la posibilidad de que URO regrese posteriormente al gobierno. Bajo esta salida, Fox y el régimen podrán también pactar entre los “de arriba” un recambio por otro político burgués que continuará con los mismos planes contra los trabajadores y el pueblo de Oaxaca.

Correctamente, las bases magisteriales y los que sostienen las barricadas en Oaxaca y el plantón en el DF repudian la propuesta de Rueda Pacheco, considerándola una traición a la lucha. Este sector de la dirección de la CNTE primero impulsó una consulta por fuera de los resolutivos previos, que planteaban la necesidad de la renuncia de URO para discutir el regreso a clases. Intentó dividir el movimiento, aceptando una propuesta que sólo promete resolver las demandas sectoriales del magisterio. Y ahora quiere levantar la huelga pasando por encima de la voluntad de las bases de la Sección 22, como muestran las irregularidades en la consulta. La dirección de Rueda Pacheco, pactista y conciliadora con el gobierno, está jugando en contra del movimiento y de la resistencia de las bases, que en las barricadas y en el plantón son quienes sostienen la lucha.

Ante ésto, sería muy importante que la APPO y las bases magisteriales voten una nueva dirección alternativa a la de Rueda Pacheco y sus maniobras. ¡No podemos olvidar a nuestros compañeros presos y asesinados, ni a los huelguistas de hambre! Que se discuta en las asambleas y en su próximo congreso una política para que la lucha se fortalezca y triunfe sin bajar la guardia, una política que sea opuesta a todo intento entreguista.

Movilización nacional en solidaridad

Desde la LTS-CC, creemos que es urgente superar el aislamiento y rodear de solidaridad nacional a la APPO. Los sindicatos y las organizaciones de “La Otra Campaña” deben convocar a un paro nacional en solidaridad y a una gran movilización. Es necesario exigir el cese de la represión, la solución a las demandas de la APPO e impulsar una coordinación nacional en apoyo a Oaxaca. El paro de la CNTE del 27/10 es una oportunidad para eso.
Hay que impulsar la solidaridad concreta con el plantón y con la huelga de hambre, poniendo en pie comités de solidaridad en todos los centros de trabajo, facultades, escuelas y barrios. Hay que llamar a constituir un fondo de lucha juntando víveres, fortaleciendo el plantón y hacuendo todos los esfuerzos para difundir la lucha, así como llamando a la solidaridad internacional.

En Oaxaca, ante la amenaza represiva, sería fundamental una nueva megamarcha que muestre la disposición popular a defender su Comuna. Y organizar una gran huelga general en el estado, para que sean todos los trabajadores, junto al magisterio, la punta de lanza para darle el golpe de gracia al gobierno de URO. ¡Si triunfa la APPO ganamos todos!

Hay que rechazar todas las maniobras en la mesa de negociación. El Senado reveló su verdadero carácter de clase contra las masas oaxaqueñas, mostrando una vez más que todas las instituciones y sus políticos están en contra de las demandas de los trabajadores: por eso, hay que insistir en que se vaya URO y luchar por un Gobierno Provisional de la APPO y las demás organizaciones obreras, campesinas y populares en lucha, que resuelva las demandas de todo el pueblo de Oaxaca, y donde los trabajadores y sus aliados de la ciudad y el campo, reafirmen y extiendan el poder que sostienen hace 5 meses.

En Oaxaca (como en todo el país), se le arranca el poder a los capitalistas y se lo conquista para los trabajadores y el pueblo o se le deja el poder a nuestros verdugos. Este gobierno obrero y popular encabezado por la APPO podría convocar a una Asamblea Constituyente Revolucionaria en el estado, donde las grandes mayorías discutan sus reivindicaciones más sentidas.

Para eso, la APPO -que hoy agrupa a distintas tendencias y organizaciones sociales y políticas-, tendría que transformarse en un organismo basado en delegados electos en las comunas, barrios y centros de trabajo de todo el estado, con mandato de base y revocables, donde se informe y se decida de forma democrática los pasos a seguir. Que se expresen con voz y voto quienes son la primera línea que evitó la ocupación policíaco-militar: las barricadas y los cuerpos de autodefensa. Frente a la nueva oleada de asesinatos, provocaciones y ataques, se vuelve muy importante que se centralicen y coordinen todos los destacamentos de autodefensa (como las barricadas, los topiles y la Policía Magisterial), donde se definan las medidas democráticamente.
Frente a la acción entreguista de sectores de la dirección, ponemos estas propuestas a consideración de los trabajadores, jóvenes y mujeres combativas de la APPO y el magisterio de Oaxaca, para defender la Comuna ante los ataques del gobierno y las instituciones y apuntar a que triunfe esta heroica lucha.

¡VIVA LA COMUNA DE OAXACA!