< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


NEPAL: rancio reformismo maoísta


¡Vergonzoso acuerdo de paz con la Monarquía!
 

El 5 de noviembre pasado el Partido Comunista de Nepal - Ejercito Popular de Liberación (PCN - EPL) de raíz maoísta firmó un acuerdo de paz con la proimperialista monarquía y su primer ministro, Koirala, para el desarme del pueblo nepalés.

Este acuerdo que preserva al reaccionario estado monárquico de Nepal, fue realizado a cambio de algunos curules en el parlamento, y varias carteras ministeriales, para en el próximo verano convocar a una Asamblea Constituyente. De un solo golpe la guerrilla maoísta, ha “rifado” 10 años de heroica lucha popular, que ya había logrado un amplio control del país, convirtiéndose en una traición mas de las tantas que han llevado a cabo los stalinistas.

Hace un par de años sostuvimos una polémica con el PCML por el carácter reformista del maoísmo. Infinidad de experiencias políticas en el plano internacional y nacional así lo atestiguaban. En Argentina llamaron a votar al neoliberal Menem a fines de los 80. En Ecuador apoyaron a diversos figurones burgueses como el malogrado Gutiérrez. Aquí en Bolivia, los maoístas se han sumado al gobierno del MAS, sosteniendo su política de conciliación con la burguesía, aunque algún pequeño grupo se mantiene por fuera con un discurso radical.

Durante los últimos años mostraron a Nepal como la “vitrina” de su estrategia de “guerra popular prolongada”. El nefasto acuerdo de paz en ese país desnuda por entero, una vez más, su contenido completamente reformista.

Por J.F.