< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


A construir un gran movimiento por las demandas obreras

 

EN DISTINTAS EMPRESAS, FÁBRICAS Y TALLERES, se está discutiendo el Manifiesto por un gran movimiento por las demandas obreras impulsado por dirigentes y trabajadores de base del aeropuerto de El Alto, exTEA, ex Christies, fabriles, Aseo Urbano, DBU-Swissport, estudiantes de la UPEA y UMSA y otros sectores.
Esto, en momentos en que miles están dando los primeros pasos en su organización sindical, como en la PIL, Estibadores de SOBOCE y otros en El Alto y La Paz. Otros se están movilizando por el salario y las condiciones de trabajo, como magisterio, salud, Aseo Urbano de El Alto y otros sectores. Además, cientos de trabajadores empiezan a comprender la importancia de la democracia sindical y la coordinación, como sucedió en la COR de El Alto (ver artículo).
Esto muestra que estamos en un momento más favorable para la lucha cotidiana y para poner en pie, al calor de esta lucha, un nuevo y poderoso movimiento obrero.
Sería un gran paso iniciar un gran movimiento de lucha y organización:

§ Que apoye a los trabajadores que quieren sindicalizarse;

§ Que aliente la solidaridad obrera y popular y la coordinación de las luchas;

§ Que defienda la democracia sindical y apoye el surgimiento de nuevas direcciones, honestas, combativas y comprometidas con la causa de los trabajadores.

§ Que defienda la independencia política de la clase obrera frente al Gobierno del MAS, el Estado y los partidos de los empresarios.

§ Que impulse la organización de un instrumento político de los trabajadores, como un paso en la organización política independiente de la clase obrera.

Este movimiento debe discutir las lecciones de las grandes movilizaciones y levantamientos de los últimos años, donde derribamos a gobiernos como el del masacrador Goni y su sucesor Carlos Mesa, pues para preparar el camino al triunfo en las futuras grandes movilizaciones, será necesario contar con un programa para triunfar:

§ Que la clase obrera pese como una gran fuerza social y política y se proponga encabezar la alianza con todo el pueblo humilde, oprimido y explotado del campo y la ciudad.

§ Recuperar nuestros métodos de acción, como la huelga política de masas, la autodefensa de los trabajadores y la ocupación de fábricas y minas, preparando el camino a una gran Asamblea Popular.

§ Fijar claramente nuestro objetivo estratégico: la lucha por un gobierno obrero y campesino, pues sólo si los trabajadores dirigimos el país podremos garantizar la recuperación de los recursos naturales, expulsar a las transnacionales, y terminar con la explotación, la miseria y la humillación el país bajo el poder del imperialismo.

Llamamos fraternalmente a los trabajadores de Huanuni, al magisterio urbano de La Paz y El Alto y a otros sindicatos combativos, a los jóvenes y estudiantes rebeldes, a los grupos de izquierda que se reclaman obreros y socialistas, a unir esfuerzos en esa tarea.
Invitamos a todas las compañeras y compañeros que acuerden con esta iniciativa, a discutirla e impulsarla, comenzando por adherir con su firma y sumarse al movimiento.