< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Maestros, salud, Huanuni...

Las luchas cuestionan la política salarial de Evo

 

Huelga en salud

Más de 12.000 trabajadores del sistema de salud pública pararon por dos semanas, con movilizaciones, bloqueos de calles y hasta una breve toma del Ministerio del ramo, reclamando un aumento del 20% al básico y otras mejoras, hasta que gobierno y dirigentes acordaron un compromiso que apenas aumenta el 6% el salario y no recoge las principales demandas.

Magisterio en lucha

Decenas de miles de maestros urbanos y rurales realizaron paros y movilizaciones multitudinarias en La Paz y otras ciudades del país, exigiendo un aumento salarial superior al 6% ofrecido por el gobierno, devolución de descuentos y otras demandas. La Confederación del Magisterio Urbano, dirigida por el stalinista PCB -que es parte del gobierno- traicionó la lucha y aceptó los términos impuestos por el MAS. Sin embargo, el descontento sigue y la Federación Departamental del Magisterio Urbano de La Paz llamó a nuevas medidas, como la marcha del 16 de mayo, denunciando el ataque a las conquistas del escalafón docente que significará la nueva ley educativa del MAS.

El paro de Huanuni

A fines de abril los 5.000 mineros de Huanuni, tras efectuar masivas asambleas, se declararon en huelga general indefinida, parando varios días hasta obligar a las autoridades de COMIBOL a cumplir con el bono a la producción de 70% sobre el salario, que el gobierno quería recortar a 40%.

El salario, una “bomba de tiempo”

El aumento del salario mínimo (SMN) de 5% anunciado el 1º de mayo es una burla -son 25 Bs. que apenas compensan la inflación de 4,95% el año pasado-; y el gesto demagógico de extenderlo al sector privado, busca bloquear la presión salarial.

La economía creció en los últimos dos años un 10%, las exportaciones saltaron a 4 mil millones de dólares, el Estado acumula un creciente superávit fiscal y las ganancias empresariales se han elevado astronómicamente.
Pero entretanto, el salario promedio nacional es de apenas 874 Bs. y ha perdido en el mismo lapso un 10% de su poder adquisitivo.
Esta situación es intolerable para cientos de miles de trabajadores.

Además, aunque los salarios industriales están muy deprimidos y en muchos casos ni siquiera se paga el SMN, en ciertos sectores -minería, construcción, etc.- hay una tendencia alcista: el jornal en algunas zonas mineras está en 100 Bs. y los agroindustriales de Santa Cruz se quejan de que este año escasea la mano de obra barata de los “zafreros” andinos.

Esto ayuda a que el malestar por los salarios de hambre crezca en empresas, fábricas y talleres y sea uno de los motores del proceso de organización de nuevos sindicatos y del descontento con la burocracia sindical.

El gobierno protege las ganancias capitalistas contra los trabajadores

Pero eso amenaza uno de los pilares del pacto entre los industriales y exportadores y el MAS, que es el mantenimiento del statu quo salarial y las condiciones inhumanas de trabajo en las fábricas, fuente de las enormes ganancias que vienen haciendo los capitalistas de todos los rubros.

Por eso Evo Morales en persona amenazó con declarar “profesión libre” al magisterio y todos sus ministros salieron a enfrentar duramente los reclamos salariales, incluso con la represión policial. Por eso el Ministerio de Trabajo recibe con hostilidad cualquier intento de sindicalización independiente en las empresas.
Mientras, la COB, COR alteña, Federación de Fabriles de La Paz y otras instancias sindicales que apoyan al gobierno “miraron para otro lado”, dejando las luchas libradas a su suerte o poniéndose abiertamente contra ellas.

Esa alianza del gobierno, empresarios y burocracia sindical a las luchas sectoriales obedece al temor de que su triunfo “contagie” a toda la clase trabajadora.