< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Básico de 1.800 Bs y lucha por el salario mínimo, vital y móvil

 

Con los actuales salarios no se puede vivir. Según estudios de la COB, hacen falta 6.700 Bs. para cubrir la canasta familiar, es decir, las necesidades de alimentación, educación, salud, transporte y vivienda básicas para una familia obrera. ¡El Salario Mínimo Nacional de 525 Bs. no cubre ni siquiera el 10%!
La COB reclama un básico de 1.800 Bs. pero los dirigentes no quieren mover un dedo para no enfrentarse con el gobierno. Hay que unir y coordinar las luchas por el salario y otras demandas, para preparar la movilización por los 1.800 de básico, como un aumento de emergencia para todos los trabajadores.

Pero no basta con esto. Para cubrir las necesidades elementales de la familia obrera es necesario un salario que cubra la canasta familiar. Además, el incremento constante del costo de vida y los intentos que harán los empresarios de licuar cualquier suba importante de salarios, plantean la necesidad de la escala móvil: que la retribución salarial se incremente automáticamente según la inflación del costo de vida.

Debemos luchar por el salario mínimo vital con escala móvil. El gobierno, los capitalistas y “sesudos” economistas nos dirán a coro y como siempre que no se puede, que eso atenta contra la rentabilidad del capital, etc. Lo cierto es que siempre dicen lo mismo ante las principales demandas obreras y no podemos someternos a la sed de ganancias de los empresarios. Ante todo están la salud, la vida y el futuro de los trabajadores y sus familias.

Hasta dónde se les puede obligar a cumplir con esta demanda, lo decidirá la lucha, y en el curso de la misma, los trabajadores sabremos preparar e imponer un programa económico que garantice trabajo y condiciones de vida dignas para todos, superando la esclavitud asalariada.

Por Eduardo Molina