< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Magisterio Urbano de La Paz

Se necesita una estrategia no sectorial

 

EL VIERNES 18 DE MAYO se llevó a cabo un Consejo Consultivo en la Casa Social del Maestro, para evaluar la continuidad o no de las medidas de fuerza, luego de que la Confederación, dirigida por el Partido Comunista, miembro del actual gobierno, aceptaran entregar la lucha a cambio de un mísero aumento salarial, que apenas cubre la inflación del año pasado que fue de 4,95%. Varias intervenciones plantearon el aislamiento en que se encontraban los maestros paceños, sin apoyo de los padres de familia, lo que llevó a suspender temporalmente las medidas.

Esta situación de aislamiento que atravesaron los maestros, y que sufre cualquier otro conflicto en este momento, obedece al papel de las direcciones de casi todos los sectores, comprometidas con el gobierno y su política de colaborar con el empresariado, cooptando a las organizaciones de padres de familia, a las juntas escolares, a la COD, a la COR de El Alto o a la misma COB.
Para romper ese aislamiento impuesto por las direcciones, la clave es soldar firmes lazos de solidaridad de los maestros no solo con los padres de familia o juntas escolares, sino con todo el movimiento obrero de El Alto y La Paz. Sin embargo, esto no se puede improvisar. Es necesario superar la estrategia de acción de la actual dirección del magisterio orientada por el POR, basada simple y estrechamente en la protesta reivindicativa salarial y sectorial, lo que facilita la labor de rompehuelgas de los masistas progubernamentales (léase estalinistas del PCB, PCML o guevaristas de salón) que buscan aislar a los maestros.

El magisterio debería pronunciarse sobre cada conflicto obrero, enviar delegaciones y hacer todo lo que esté a su alcance para mostrar la solidaridad obrera. Habría que desplegar una enorme campaña política de información y esclarecimiento alrededor de la Ley “Avelino Siñani”, que no es otra cosa que la “reforma educativa” pintada de wiphala, y que pretende atacar conquistas del magisterio como son algunos aspectos del escalafón docente.

Por ejemplo, los maestros podrían tranquilamente llamar a un minuto de silencio en todas las escuelas por la muerte de obreros cuando se violan las condiciones de seguridad industrial como recientemente ha ocurrido en la Paz.
Acciones como éstas permitirían concientizar a toda la comunidad educativa sobre las condiciones que viven los trabajadores y el rol del gobierno y los empresarios, desenmascarando la demagogia gubernamental.

Desde la LOR-CI, llamamos a los compañeros del magisterio a impulsar una política que permita superar el aislamiento, desenmascarar a los traidores, y convertir al magisterio en referente sindical y político de amplios sectores obreros y populares, impulsando la coordinación con otros sectores en lucha, como los normalistas y un movimiento por las demandas y la organización de los trabajadores.

Por Maestros de base, militantes de la LOR-CI