< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Masacre obrera ¿Nadie tiene la culpa?

 

El 23 de mayo 5 humildes trabajadores (3 obreros y una pareja que deja varios huérfanos) murieron al derrumbarse una obra municipal en la zona de Bella Vista (La Paz).
El mismo día, un joven asalariado de 14 años falleció en la Cooperativa Unificada de Potosí al caer en un pozo de 60 mts.

El 29 de mayo, tres mineros, contratistas de la Empresa Minera Tiwanaku, murieron intoxicados con gases en el sector Poder Ferrari, en Poopó.

Todos sabemos en qué condiciones de riesgo se trabaja en la construcción, la minería o la industria, donde los obreros arriesgan cada día la vida y la salud para llevar un mísero salario a sus familias. Cada año son muchos los muertos, heridos o lisiados por accidentes laborales que podrían haberse evitado.

Esos “accidentes” fatales tienen responsables y son los empresarios grandes o pequeños que no cumplen las mínimas normas de seguridad laboral, las autoridades cómplices o que simplemente “miran para otro lado”.

Ahora, con medidas como echar a 2 técnicos de la alcaldía por “no aplicar el manual de supervisión” quieren lavarse la cara. No alcanza. Hay que mejorar y hacer respetar las normas de seguridad laboral y el derecho de los obreros a controlar su cumplimiento.

¡Indemnización digna a las familias y castigo a los responsables! ¡Basta de muertes obreras por la irresponsabilidad empresarial!