< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Plan de lucha de los trabajadores


Para lucha por el salario y las demandas obreras y populares, que la COB y los sindicatos impulsen un plan de lucha de los trabajadores
 

El recurso legal de los empresarios contra el aumento salarial del 5% al sector privado, el descuento de los días de huelga a salud y magisterio, ordenado por Evo Morales, el fracaso total de las "mesas de trabajo" Gobierno-COB, son advertencias a los trabajadores intentando frenar las luchas y reclamos.

Sólo con la movilización arrancaremos respuesta a las demandas obreras y populares.

Semanas atrás se vivió una importante oleada de luchas sindicales. Algunas no lograron sus objetivos (como salud y magisterio), otras tuvieron claros triunfos, como Laboratorios Vita o Huanuni.

Si no se pudo avanzar más, fue ante todo por la política de las direcciones nacionales e intermedias que, como la COB, prefirieron “mirar para otro lado” mientras negociaban con el gobierno; o las llevaron al fracaso, como la oficialista Confederación del magisterio urbano.
La estrategia de presión sobre le gobierno esperando algo de interminables negociaciones sólo frena y desmoviliza, dejando el campo libre al gobierno y su búsqueda de pactos con la derecha, a los empresarios y a la reacción.

Sin embargo crece el descontento y hay un hervidero de conflictos pequeños y grandes en los centros de trabajo, y también, en sectores campesinos y sin tierra, en las universidades y sectores populares.

En el ampliado de la COB del 15 de junio, hubo críticas duras al gobierno y a la política negociadora que se ha seguido, y se reclamaron medidas de acción por el Pliego Único de la COB.

Sin embargo, sólo se ha votado un "estado de emergencia" sin propuestas concretas para preparar la movilización. Los dirigentes no quieren enfrentar al gobierno y prefieren postergar todo hasta después del Congreso por la Seguridad Social.

Pero se trata de pasar de las palabras a los hechos.

Hace falta un verdadero plan de lucha de la COB y los sindicatos, discutido ampliamente y votado en las bases, con un programa claro.

Un primer paso es:

Rodear de solidaridad los conflictos y a los trabajadores que se organizan sindicalmente.

Forjar la unidad y coordinación de las luchas.

Organización desde las bases y con plena democracia sindical.

Romper la subordinación de la COB y demás organizaciones sindicales al gobierno y a los acuerdos con los empresarios.

Buscar la unidad con los otros sectores populares en lucha.
Agrupemos a los sindicatos combativos y a los trabajadores que quieren luchar, tomando la iniciativa en estas tareas.

¡Pongamos en pie un gran movimiento por las demandas obreras!

LUCHEMOS POR:

Aumento de emergencia, SMN de 1.800 Bs.

Respeto a los derechos sindicales y de organización
Jornada de 8 horas.

Basta de prepotencia empresarial.

Estabilidad laboral y trabajo para todos.

Nacionalización de las “capitalizadas” sin pago y bajo control obrero.

Educación, salud y vivienda.

Tierra y territorio.