< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Asamblea Constituyente

Cuenta regresiva y forcejeos en Sucre

 

LOS CONSTITUYENTES no cumplieron con el plazo del 11 de junio para entregar los informes de comisión y, aunque se acordó una postergación de 10 días, hubo peleas en varias comisiones y hay voces que piden una ampliación de tres meses al plazo legal para elaborar la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

Les resulta difícil "cocinar” la letra constitucional del acuerdo que buscan todos -un gran pacto, como predica el vicepresidente García Linera-. El oficialismo ha ido diluyendo cada vez más sus ya tibias propuestas que de todas formas se enmarcan en el respeto a la gran propiedad privada y la colaboración con empresarios, terratenientes y transnacionales. Sin embargo, para estos nunca es bastante, y esto hace crecer nuevamente las disputas alrededor de puntos importantes.

Autonomías...

Este sigue siendo uno de los puntos de mayor fricción. Las oligarquías de la “media luna” están en alerta y presionan con ayuda de la prensa para imponer a toda costa su plan autonómico, para controlar directamente la tierra y los recursos naturales.

El MAS reconoce las autonomías departamentales, pero busca una “regionalización” dándole ciertos espacios a los pueblos originarios en detrimento del poder de las capitales de departamento. Los "civicos y los municipios han salido a parar este intento, mientras otra comisión planteó llevar los poderes del Estado a Sucre.

... y negociación

Está por verse si habrá “consenso” pues se siguen discutiendo importantes cuestiones de reorganización del Estado, propiedad de los recursos naturales, regulación económica, etc.

En este escenario político, para que se dé el “final feliz” de una nueva CPE como expresión del “gran acuerdo nacional”, el MAS deberá hacer mayores concesiones a la reacción.

Los trabajadores y el pueblo no pueden esperar soluciones a sus demandas de fondo de una Constituyente que depende por entero de los pactos entre el MAS y las fuerzas empresariales.

Por Eduardo Molina