< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


“Visión de país” capitalista con barniz andino

 

LA PROPUESTA DEL MAS “Visión de País. Desde las naciones indígenas y originarias, los movimientos sociales organizados y la sociedad civil”, bajo su discurso “comunitario” y “descolonizador” no cuestiona el carácter capitalista, fundado en la explotación de trabajadores, campesinos e indígenas que ha de conservar Bolivia.

Así, según el MAS, el nuevo “Estado Unitario Plurinacional” se sustentará en la “economía social mixta entre el Estado y empresa privada” y practicará “El fomento, estímulo de la micro y pequeña empresa será de carácter solidario y con carácter de subvención. La mediana y grande empresa serán apoyadas con incentivos, facilidades y acceso a medios de soporte para este sector.”

En cuanto a la tierra, la “reconducción de la reforma agraria” apenas propone revertir al Estado las propiedades “que no cumplan la función económica y social y ambiental”.

Es en suma, la ilusión de un “capitalismo andino” en colaboración con el gran capital nacional y extranjero. El MAS quiere convencer a la derecha de que es preciso hacer este tipo de reformas, pues “Ignorar el problema es, a estas alturas, no sólo intelectualmente estéril sino peligroso pues fomenta con su necedad la persistencia de los conflictos estructurales que nos tienen devorándonos como país”. O sea, temor a que se reabra el camino de las movilizaciones revolucionarias como Octubre.

Por eso busca conformar con retórica, gestos simbólicos y pequeñas concesiones a las masas. Por ejemplo, propone agregar la wiphala como símbolo nacional y declarar idiomas nacionales a las lenguas originarias.

Medidas así, mínimamente democráticas, no resolverán las raíces materiales de la opresión étnica y cultural, el problema de la tierra y el territorio, ni la subordinación del país al imperialismo.

Para los trabajadores y el pueblo pobre, no hay soluciones de fondo sin nacionalizar el gas y los recursos naturales, recuperar sin pago las capitalizadas, acabar con el latifundio y romper con las transnacionales y el imperialismo. Nada de esto puede esperarse de la Constituyente de Sucre.

E.M.

JPEG - 62.5 KB
La Comisión ¨Visión País¨ entrega sus informes