< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Internacional

¡Que el gobierno retire ya las tropas bolivianas!


Sigue la ocupación de Haití
 

LA PRESENCIA de una fuerza de 8.000 militares extranjeros en Haití lleva ya tres años con el pretexto de “sostener la democracia” y “combatir a las mafias y bandas armadas”. Varios países latinoamericanos (Chile, Brasil, Argentina, Uruguay) pusieron las tropas de la MINUSTAH (como es llamada esa fuerza), para lavarle la cara a una ocupación al servicio del imperialismo decidida por Estados Unidos y Francia tras la fachada de la ONU (Naciones Unidas) y con el pretexto de la “defensa de la democracia”.

Esas tropas no están allí para defender al pueblo haitiano sino para ayudar a someterlo y sostener a sus enemigos: el gobierno de Jean Préval, agente de los norteamericanos. Hasta ahora, han causado más de 1.200 muertos civiles y masacrado decenas de veces las protestas populares.
El ejército boliviano participa en estas “misiones” con unos 300 efectivos. El gobierno de Evo Morales, a 18 meses de haber asumido la presidencia y haber prometido, entre otras cosas, “soberanía nacional”, mantiene la vergonzosa e injustificable participación en la MINUSTAH. ¿Acaso la declamada “diplomacia de los pueblos” de Evo y su canciller David Choquehuanca, permite justificar esta escandalosa colaboración con el imperialismo contra un pueblo hermano?

La COB, las organizaciones campesinas, originarias y populares, las corrientes y militantes que se reclaman antiimperialistas, no pueden callarse la boca ante esta situación, tienen que pronunciarse.

¡Impulsemos una campaña activa por el inmediato retiro de las tropas bolivianas que hoy intervienen en Haití!
¡Fuera el imperialismo de Haitíy de América Latina!

Por E.M.