< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Fallujah, símbolo de la resistencia irakí

¡Fuera el imperialismo de Irak!


Por Eduardo Molina
 

Bush y sus socios, como Blair, pretenden aprovechar su reciente reelección, lanzando una brutal campaña militar para imponer un control más efectivo de los centros urbanos estratégicos del territorio irakí, destruir los bastiones de la resistencia y aterrorizar a la población civil.
Considera llegado un buen momento para tratar de destrabar la situación de la ocupación, que amenaza convertirse en un pantano para los ocupantes e incluso, crea el fantasma de un Vietnam, ante la creciente oposición popular y las constantes acciones de la resistencia que ya han causado más de mil bajas a los invasores. Causando una derrota a la resistencia ahora, espera despejar el camino para que en enero próximo, de unas elecciones montadas bajo la “supervisión” directa de las bayonetas de los “marines” surja un gobierno títere más “creíble”.

Sin embargo, está por verse hasta donde podrá avanzar, pues hasta ahora los intentos de dominar militarmente las numerosas poblaciones virtualmente sublevadas no han detenido las constantes acciones armadas contra las fuerzas de ocupación así como contra los policías y funcionarios iraquíes del gobierno colaboracionista de Iyad Alawi, impuesto por los imperialistas. Incluso entre las direcciones musulmanas más conciliadoras surge cierto rechazo a la ofensiva militar, por temor a desprestigiarse al aparecer salpicados con la sangre de su propio pueblo.
¡Desde la invasión son más de 100.000 los civiles irakíes muertos, para no hablar de las torturas a prisioneros, como en la prisión de Abhu Graib -cuyas fotos indignaron al mundo- y otros crímenes cometidos por los invasores que venían a traer la “democracia” y “liberar” a Irak!

La lucha del pueblo irakí contra los invasores imperialistas es la lucha de todos los trabajadores y pueblos oprimidos del mundo. Más que nunca es necesario retomar una gran campaña internacional contra la ocupación y por la solidaridad con el pueblo irakí y su heroica resistencia.