< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Huanuni

Por la administración obrera directa

 

El sindicato continúa discutiendo con las autoridades del Ministerio de Minería y de Trabajo su planteamiento de administración autónoma de la Empresa Minera Huanuni.
Los trabajadores están en contra de que su fuente de trabajo siga siendo administrada por la burocracia estatal desde La Paz, a través de COMIBOL.

La experiencia del “control social” que les ha permitido defender su fuente laboral, desarrollar la producción, crear miles de nuevos puestos de trabajo y aumentar los recursos para el Estado así como para mejorar las condiciones laborales y el salario, los alienta a seguir adelante con este reclamo, pese a la rotunda negativa que hasta ahora han recibido de parte del gobierno.

El gobierno o bien rechazará la gestión por los trabajadores, o bien tratará de recrear la “cogestión”, una vieja táctica de subordinar a las organizaciones obreras en los directorios controlados por el gobierno, para que actúen como “correa de transmisión” de sus políticas y evitar que los trabajadores impongan una gestión obrera directa.

La lucha por un plan obrero para la minería, en base a la integración de Huanuni y Vinto y la nacionalización bajo control obrero colectivo está a la orden del día.