< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Asamblea de DBU rechaza anuncio de despidos

 

EL JUEVES 13 de septiembre a las 8 de la mañana, Palabra Obrera se hizo presente en la asamblea de los trabajadores de DBU-Swissport, convocada ante la amenaza de la empresa de entregar los preavisos de despido.

La empresa pretende amedrentar a los trabajadores, y aunque promete que serán recontratados, no se sabe ni por quien ni cuando. Una clara maniobra para engañar a los trabajadores, intentando sacarse de encima al combativo sindicato en caso de que obtengan una nueva concesión de los almacenes. Una maniobra similar han realizado el año pasado cuando cambiaron el nombre de Swissport por el de DBU para evitar, en caso de conflicto, manchar el nombre de esa trasnacional de origen suizo que opera en decenas de países y tiene en planilla 50 mil trabajadores.

Los trabajadores resolvieron que sólo firmaran los preavisos si al mismo tiempo firman un nuevo contrato de trabajo garantizado por el Estado nacional. A la vez que se preparan para tomar las medidas necesarias, como ejercer el derecho a huelga en caso de que la empresa intente avanzar poniendo en riesgo la estabilidad laboral. También resolvieron continuar con la campaña de difusión para demostrar a la opinión pública quienes son los verdaderos interesados en preservar los bienes del Estado y garantizar la estabilidad laboral. Se han formado comisiones para ir a los medios de prensa, realizar pintadas y prepararse para el conflicto. El voto a favor del sindicato, contra los preavisos y por el control obrero demostró la fortaleza y la alta moral de los trabajadores para la lucha.