< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


James Dunkerley - REBELIÓN EN LAS VENAS

La lucha política en Bolivia 1952 - 1982


Por Oscar Rossi
 

La extraordinaria trayectoria boliviana escrita para el público de habla inglesa es hoy nuestro mejor “ayuda memoria”



En 1998 en nuestro país se vivían duros enfrentamientos y contradicciones entre el estado y los campesinos del chapare, mientras que cientos de albano kosovares fueron masacrados, poblaciones enteras destruidas, atrocidades de todo tipo para dar castigos ejemplares, 300.000 “refugiados”, muchos de ellos apenas subsistiendo a la intemperie en bosques y montañas, fueron hasta fin de ese año los resultados de seis meses de contraofensiva gran servia para aplastar la lucha de este pueblo por su autodeterminación. Si hoy preguntamos qué es lo que recuerda de 1998 como los hechos nacionales y mundiales más importantes, a la “gente de a pie”, como en La Paz son llamados los transeúntes urbanos por los medios, responderán sin duda que “es el año del escándalo entre Clinton y Monica Lewinsky, y seguramente que algo más habrá pasado”. El chisme vendía más que la guerra o la lucha de clases en ese momento, por lo tanto la documentación ofrecida al respecto es muy pobre. La memoria colectiva también tiende a recordar más ese tipo de acontecimientos que al Chapare o al Kosovo por lo que sería fácil dar la razón a quienes aseguran que “el pueblo no tiene memoria”.

No es ese el pensamiento de James Dunkerley, director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Londres, y autor de numerosos libros sobre el continente, que nos dice que “por el contrario”, que el pueblo “tiene un agudo sentido de su experiencia,”, y gracias a este pensamiento es que hoy podemos gozar de una de las obras más importantes de la crónica (memoria) histórica de 30 años: “Rebelión en las venas, la lucha política en Bolivia 1952 - 1982”.

Esta obra fue escrita para un público de habla inglesa, una relación narrativa de la historia política de Bolivia desde 1952. Hizo su aparición en inglés en 1983 y no fue traducido al español sino hasta 1987 y apareció en nuestro medio en Editorial Quipus, con un número bastante limitado que se agotó y que solo podia ser rastreado en selectos estantes hasta agosto de 2003 en su segunda edición por Plural editores.

La pertinencia de esta segunda edición es extraordinaria, a dos meses de que se produzcan los hechos políticos más importantes en Bolivia desde mediados de la década de los 80’s, donde concluye la narrativa histórica de Dunkerley.
Con sus 416 páginas, 12 cuadros, 1 mapa, un listado de siglas, 23 fotografías, y la autoridad de 525 referencias bibliográficas nos brinda “toneladas de información” sobre las raíces de la condición política actual del país.

La autoridad de este texto es impresionante porque está basado en una amplia documentación, incluso escondida, desaparecida o muy borrosa que sin duda es difícil de interpretar y comparar entre múltiples fuentes y al mismo tiempo ofrecer en lenguaje sencillo narrativo el detalle de treinta años desde la revolución de abril de 1952 y el fin de la última dictadura militar en 1982.
Veintiún años más tarde mientras el viernes 17, en Bolivia, el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada aún no había renunciado oficialmente y su paradero era incierto, Caretas entrevistaba en Londres a James Dunkerley, desde su despacho en 31 Tavistock Square de Londres, muy cerca del Museo Británico, el analista no pudo ocultar su preocupación.

¿Cuál es su balance de la situación boliviana?, le preguntaba Iván Hinojosa, a lo que JD respondía: “Es una verdadera crisis de toda la nación, del Estado y de la sociedad civil. El costo ha sido bastante alto en pérdidas humanas, pero podría ser mayor si hubiese fuerzas apoyando una guerra civil. La izquierda boliviana nunca ha tenido gran afecto por el conflicto armado, como se vio en la época del Che, pero ahora tiene poco tiempo para decidir qué hacer.”

Rebelión en las venas sigue siendo una obra insustituiblke para acercarse a la dramática historia contemporánea de Bolivia.