< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Por una "Juventud Antifascista" independiente del gobierno y junto a los trabajadores y el pueblo

Pongamos en pie un poderoso movimiento juvenil para combatir a la derecha empresarial y terrateniente

 

Entre las acciones se destaca el enfrentamiento a los “pacifistas”, el boicot a la juntada de firmas en Cochabamba por los estatutos autonómicos, el plantón contra Doria Medina en el Burguer King de La Paz etc. Lo que demuestra la creciente disposición a la lucha contra los oligarcas, terratenientes y empresarios de amplios sectores de la juventud, que se organizan, y sobre todo discuten sobre cuáles son los medios y el programa para lograrlo.

A pesar de los intentos de MAS, con su discurso de “revolución democrática y cultural”, “descolonización”, “capitalismo andino” etc. de desviar el proceso revolucionario abierto en octubre de 2003, amplias capas de trabajadores y jóvenes avanzan en discusiones sobre como continuar el camino de las movilizaciones de Octubre y Junio. Es que el MAS con sus “nacionalizaciones” que no tocan a las trasnacionales, su CPE que no afecta la gran propiedad privada y habilita las autonomías reaccionarias, su reformas agrarias que no terminan con el latifundio, abre a la reflexión, y a la búsqueda de alternativas para poder efectivizar lo que el MAS ha frenado en estos dos años de gobierno.

El nivel de vida de la población no ha mejorado, mas aun cae día a día, los salarios están estancados, los precios suben. Los trabajadores, los campesinos, los maestros, los estudiantes comienzan a movilizarse reclamando sus derechos, salarios, control de precios, repudiando los reaccionarios estatutos autonómicos; el reclamo de nacionalización vuelve a ser parte de las movilizaciones como en el caso de Aceite Fino y las grandes aceiteras, o como muestran en estos momentos los pobladores de Camiri con un gran paro y toma de pozos exigiendo una nacionalización completa.

Las clases medias y medias altas que confiaron en que el Evo era la garantía para terminar con los bloqueos, lograr la estabilidad económica y garantizar la seguridad jurídica, hoy asustadas se pasan al campo de la derecha reaccionaria, racista y oligarca, dando lugar a nuevas protestas callejeras por “la Paz, la democracia y la justicia”.

La derecha, empresarial y terrateniente se fortalece y avanza, mientras el gobierno llama al dialogo y la concertación la derecha organiza movilizaciones y cabildos, el gobierno llama a la cordura y a la tranquilidad, los "cívicos" responden con guardias civiles para garantizar sus objetivos. Así el gobierno ata de pies y manos a los trabajadores, a los campesinos y al pueblo que quiere avanzar en el camino de derrotar a la derecha.

Estas son las bases del proceso político e ideológico que se desarrolla en la juventud que ve a la derecha avanzar en sus objetivos, poniendo en peligro las conquistas logradas en varios años de crisis, levantamientos y lucha de clases. Es que los hijos de Octubre, los que vieron a las masas tirar a varios gobiernos, enfrentar al ejército, levantar barricadas, sitiar ciudades en defensa de los recursos naturales y por la expulsión de las trasnacionales, los que vieron a las masas sepultar el antiguo régimen neoliberal y a sus partidos, el MNR, el MIR, ADN hoy no pueden soportar que estos mismos personajes nuevamente fortalecidos, a través de sus prefecturas, comités cívicos, cámaras empresariales y sus grupos de choque intenten nuevamente reestablecer el orden burgués e imperialista en nuestro país.

Organizar a la juventud para enfrentar a la derecha.
Los jóvenes de la LOR-CI participamos junto a varias organizaciones en la Juventud Antifascista de La Paz y El Alto, y juntos hemos editado una declaración para poner de pie a los jóvenes que quieren enfrentar a los que día a día hunden nuestro país en la miseria, saquean nuestros recursos naturales y golpean a nuestros hermanos campesinos y trabajadores del oriente.

Tenemos que ser miles los jóvenes que nos organicemos para derrotar a la lacra de nuestra sociedad, miles organizados, miles en las calles, apoyando las luchas y movilizaciones de los trabajadores y el pueblo. Miles los que marchemos a las cámaras de empresarios, a las cámaras de exportadores, para repudiar la especulación y las maniobras de los que quieren que vivamos en la miseria.

En este camino, la última reunión de la Juventud Antifascista decidió convocar a un Festival musical, con bandas en vivo para el sábado 12 de abril, en la Casa Obrera y Juvenil de El Alto, para convocar a la juventud a organizarse enfrentando a la derecha fascista.

El encuentro de la “Coordinadora Antifascista” estuvo al servicio de la conciliación

El sábado 29 de marzo una delegación de la Juventud Antifascista de La Paz y El Alto participo del encuentro de la autodenominada “Coordinadora Nacional Antifascista” realizado en La Paz en la sede de los Fabriles convocada por el PC, PCB, PS y PS1, donde lamentablemente nos encontramos con la presencia de ministros y personeros del gobierno.

Planteamos claramente a los pocos jóvenes presentes que el camino para enfrentar a la derecha es el de la independencia absoluta del gobierno del MAS que lo único que busca es utilizarlos como grupo de presión al servicio de una estrategia de negociaron con la oligarquía.

Planteamos que toda política al servicio de la negociación y el pacto solo debilita las fuerzas de los que luchan y termina fortaleciendo a la reacción. Aclaramos, que en caso de que el imperialismo junto a sus cipayos locales intentara derrocar al gobierno del MAS, nosotros estaríamos en primera fila enfrentándolos, pero que de ninguna manera le damos apoyo político al MAS y su estrategia de colaboración con la burguesía y los terratenientes.

Para sorpresa de todos nosotros los jóvenes que fueron al encuentro con la intención de enfrentar efectivamente a la derecha nos aplaudieron entusiastamente. Luego nos retiramos, pues la composición de la “coordinadora” parecía más una reunión de asistentes del gabinete que una reunión para enfrentar a la derecha.

Hay que pelear por la alianza obrera y campesina y la autodefensa

En las reuniones y actividades que hemos venido desarrollando, se han dado todo tipo de discusiones de cómo enfrentar a los grupos de choque fascistoides, nuestro movimiento no es ajeno a las ilusiones de amplias capas de la población que aun confían en el MAS, tampoco es ajeno a las ilusiones y las estrategias de presión sobre el gobierno que emanan de las movimientos sociales. Por eso es constante la disyuntiva de brindarle apoyo o no al gobierno, aunque generalmente, los más resistente a diferenciarse de la política de pactos y negociación sean los estalinistas y maoístas, que hoy son parte del gobierno.

Desde la juventud de la LOR-CI, lucharemos por poner en pie un gran movimiento que pelee y se organice junto a lo más avanzado y activo del movimiento obrero y campesino. Pensamos que al poder de los burgueses y terratenientes se los enfrenta con el poder de la alianza de los obreros y los campesinos autoorganizados, poniendo en pie una gran fuerza social que haga temblar el orden burgués de nuestro país expropiando la gran propiedad privada, los grandes latifundios, echando a las transnacionales y al imperialismo. Para abrir paso a una sociedad sin explotados ni explotadores, sin opresores ni oprimidos, donde se acabe con el hambre, la miseria, las enfermedades curables y donde podamos vivir libres de toda opresión.

Por Reynaldo Paz