< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


¡No a la hipócrita mediación de la OEA y los curas!

 

EVO MORALES clama por la mediación de la OEA y hasta del Cardenal Terrazas, como si fueran garantía de algo favorable para el pueblo. La OEA ha sido siempre la institución que coordina la sumisión de los gobiernos de América latina a Estados Unidos, interviniendo siempre como garante del orden semicolonial regional. El 3 de mayo, bajo la presión de Washington, corrigió su “excesivo” apoyo al Gobierno con una nueva declaración que mientras insiste en el diálogo, deja correr las consultas autonomistas. Ahora se declara "a disposición" pero dejando el paso librea a la ofensiva de la derecha. Su objetivo es evitar el riesgo de una mayor desestabilización en Bolivia e impedir que en la crisis política pueda intervenir el movimiento de masas. Habiendo logrado que el MAS mantenga su “moderación”, aceptan que los autonomistas presiones para imponer mejores condiciones en la búsqueda de una salida política favorable a la burguesía en su conjunto.