< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Una moción que debe discutirse

Hace falta un Instrumento Político de los Trabajadores

 

ES MÁS URGENTE QUE NUNCA que la clase obrera se dote de una expresión política independiente como clase.

Desde hace años que en congresos y eventos sindicales se viene proclamando la necesidad de un Instrumento Político de los Trabajadores. La proximidad del congreso de la COB y el desgaste del MAS tras dos años de gobernar están reactualizando esta discusión.

Sin embargo, pese a que esta demanda se aprueba en todos los eventos, la burocracia sindical se encarga de que la misma quede en un cajón hasta el próximo evento sindical. Pedro Montes, Edgar Patana y diversos burócratas son enemigos de la posibilidad de un IPT ya que su sola convocatoria implicaría un distanciamiento del MAS o de cualquier partido burgués.

Sin embargo luego del congreso de la Central Obrera Departamental de Oruro, el nuevo ejecutivo, Jaime Solares, ha planteado que esta debe ser una política clave a impulsar en los próximos meses.

Algunos grupos y burócratas entienden el “Instrumento” como la búsqueda de cualquier tipo de sello electoral, con cualquier programa, y para aliarse con personajes caídos del mundo político burgués, como jueces, curas o militares y policías “progresistas” y “patrióticos”, con una metodología de funcionamiento que se apoye en los acuerdos políticos de camarillas o de grupos y no en la participación activa de los trabajadores. Intentan de esta forma legitimar cualquier tipo de aventura o maniobra electoralista apoyándose en las resoluciones de un IPT.

Los socialistas revolucionarios defendemos que sería un gran paso adelante la construcción de un instrumento político de los trabajadores basado en los sindicatos, con plena democracia obrera y libertad de tendencias, que defienda la independencia política de la clase trabajadora en todos los terrenos, participando incluso en escenarios electorales con candidatos obreros. En el IPT, los revolucionarios participaríamos defendiendo un programa de clase, por una salida obrera, campesina y popular a la crisis nacional.

Hay trabajadores honestos y combativos, que creen que el Instrumento Político resolvería el problema de la “dirección revolucionaria” y lo piensan como una prolongación del sindicato en el terreno político. En la medida en que ven necesaria la participación política independiente de la clase obrera en la vida nacional, separándose frente a los partidos y organizaciones burguesas, esa visión es un paso adelante. Con estos compañeros propugnamos la mayor unidad de acción posible para impulsar el surgimiento de un IPT, ya que de llevarse a cabo esta política seria la primera vez en décadas que la clase obrera, como sujeto social diferenciado, interviene en política. Sin embargo, creemos que aunque sea un gran paso adelante hacia la independencia política de la clase obrera, no será suficiente, y dentro del IPT habrá que construir una fuerte tendencia revolucionaria y confluir con los sectores más avanzados en la construcción del partido revolucionario que necesita la clase obrera para dirigir la transformación del país desde sus cimientos.