< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


PARA DERROTAR A LA DERECHA EL ÚNICO CAMINO ES MOVILIZAR

 

EL PARO DE LA “MEDIA LUNA”
y las tomas de oficinas públicas,ataques racistas a trabajadores y campesinos y otras cobardes agresiones muestran que las oligarquías autonomistas están dispuestas a todo para seguir manejando los departamentos como si fueran “sus” haciendas.

Bajo las cínicas consignas de “resistencia civil” y “autonomía” no sólo quieren bloquear la iniciativa del MAS de llevar a votación la nueva Constitución el 7 de
diciembre, y recuperar su tajada del IDH para seguir engordando a costas de todo el pueblo, sino imponer el terror contra los sectores de la propia población local que
comienzan a resistir sus atropellos; por eso dan rienda suelta a la Juventud Cruceñista y demás grupos de choque
fascistizantes para atacar al grito racista de “indios, raza maldita”.

Evo Morales ha denunciado, una vez más, que se “intenta iniciar un golpe civil tomando instituciones" como en Cobija y Trinidad; pero les dice a los trabajadores,
campesinos y pueblos originarios que la tarea es esperar a votar en enero... El gobierno del MAS no quiere ni puede
enfrentar consecuentemente a esta nueva arremetida de la derecha, porque como ya lo mostró en todo su gobierno, su
estrategia es concertar y pactar con los representantes de los empresarios, terratenientes y transnacionales, y no
abandona las esperanzas de poder sentarse a “dialogar” nuevamente, de la mano de la OEA y la Iglesia.

Sin embargo, a los reaccionarios y sus perros fascistas no se les convence con argumentos ni se les gana con papeletas
electorales! Es hora de poner en pie Comités de Autodefensa obreros y campesinos en todas las organizaciones de masas del territorio nacional.

El CONALCAM han anunciado iniciativas como bloquear a Santa Cruz, marchas o “cercos al Congreso” para obligarlo a
habilitar el referéndum por la CPE, es decir, acciones parciales de presión dentro de la línea fijada por el Gobierno.

Respetamos las expectativas de las bases que simpatizan con el MAS, como las federaciones de cocaleros de Yungas y
el Chapare, las organizaciones del Bloque Oriente, la CSUTCB, las juntas vecinales populares, etc. Pero sólo el movimiento obrero, campesino e indígena con su fuerza y sus métodos de lucha les podrá “sentar la mano” a los reaccionarios; y para ello, no deben subordinarse a las
directivas desmovilizadoras del Gobierno sino impulsar una movilización nacional unitaria para aplastar a las oligarquías, lograr las demandas obreras, campesinas, indígenas y populares y el cumplimiento de la “agenda de
Octubre”. Un primer paso podría ser convocar ya a una jornada nacional de movilización, con paro de labores,
bloqueo de caminos y concentraciones populares en todo el
país, que les demuestre a los autonomistas que, desde ahora, ninguna de sus provocaciones va a quedar
impune.

La COB debe impulsar la unidad de acción efectiva con las organizaciones de masas de todo el país, asumiendo
una posición clara en la preparación de esa
movilización, desde una posición política de los
trabajadores independiente del MAS tanto como de los
empresarios. Hace falta un gran frente único de masas para la lucha y la COB debe llamar coordinar y ponerlo en pie; este sería también el camino para comenzar a preparar política y prácticamente una Asamblea Popular que concentre las fuerzas obreras, campesinas, indígenas
y populares. La única garantía para que la central obrera juegue el papel que le corresponde, es que los sindicatos combativos y los trabajadores avanzados no dejen esa tarea en manos de los actuales dirigentes. Hay que imponer la
convocatoria urgente del postergado Congreso de la COB, con la más amplia participación de las bases, para
adoptar un plan de acción de los trabajadores.

Los socialistas revolucionarios apoyamos todo paso progresivo en la unidad de acción para combatir a la derecha y luchar por las demandas obreras, campesinas,
originarias y populares, pero lo hacemos sin conceder el menor apoyo político al gobierno y manteniendo todas nuestras críticas a su accionar al servicio de la
colaboración de clases con la burguesía,que sólo ha servido y sirve para envalentonar a la reacción y postergar
los reclamos de los trabajadores y el pueblo.

Llamamos a los sindicatos combativos, a la juventud que quiere enfrentar a la derecha, a la izquierda que se reclama obrera y socialista, a impulsar sin tardanza un bloque de lucha y por una política independiente de los trabajadores, para impulsar esas tareas en fábricas, minas, barrios, comunidades y centros de estudio, ante la crítica situación nacional.