< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Ampliado de la COB profundiza subordinación al gobierno

¡Congreso de bases de la COB ya!


Los trabajadores necesitan manos libres para enfrentar a la reacción y luchar por sus demandas
 

El pasado jueves 9 de octubre en un ampliado llevado a cabo en la Federación de Fabriles de La Paz, que contó con la presencia de la senadora masista Leonilda Zurita y el dirigente de la CSUTCB -Masista, Avalos, los dirigentes cobistas en su amplia mayoría, respaldaron el acuerdo firmado entre Pedro Montes y los dirigentes del CONALCAM, el pasado 17 de septiembre. El ampliado, como no podía ser de otra forma, fue parte de un brutal ataque a las corrientes y sindicatos que han venido reclamando la defensa de la independencia de clase de la central.
Lamentablemente con este acuer-do, la Central Obrera Boliviana queda subordinada a la política de diálogo y conciliación con la derecha. La lucha por la defensa del salario, contra la carestía de vida que provocan los mismos empresarios y terratenientes, atrincherados detrás de las prefecturas, queda en absoluto suspenso. La Ley de pensiones, igual, la nacionalización de los hidrocarburos, los recursos naturales y la reversión al Estado de todas las capitalizadas, como reclamaba la agenda de octubre, quedan indefinidamente encajonados.

Un pacto para conciliar
El ampliado, respirando pro-masismo y pacifismo, se negó a tocar el tema del congreso de la COB. La dirección que encabeza Pedro Montes pretende ignorar el derecho democrático de las bases obreras afiliadas a la central a decidir el rumbo de la misma y han decidido prorrogarse una vez más, pisoteando la democracia obrera, eso si con ayuda gubernamental, del stalinismo del PCB y PCML y de cuanto busca pega aparezca.
Es que aunque en algunos momentos buscaron separarse del gobierno para presionar (como fue con el llamado a la huelga por la reforma del sistema previsional en julio- en nombre de “defender el proceso de cambio”, comparten con el Gobierno la estrategia de conciliación con la burguesía y están más preocupados por sus sillones burocráticos que por las demandas de los trabajadores.
Es por eso que miran para otro lado frente al problema del salario y el empleo. Es por eso que dejan libradas a su suerte a las luchas. Por ejemplo, se han negado a dar un apoyo real a los trabajadores de ex DBU - Swissport que desde hace casi tres años han peleado por la reversión al Estado de los Almacenes Aduaneros y que hoy tienen un dirigente despedido y están amenazados de retiro masivo por la intervención masista en la empresa. En el ampliado, que contó con la presencia de varios integrantes de palacio y del parlamento, no dijeron una sola palabra de los muertos en Caihuasi, y la exigencia de cárcel para los asesinos. Tampoco dijeron una sola palabra del Gral. César López, masacrador de Octubre puesto al frente de la Aduana por Evo que es cuestionado por varios sectores, tampoco se dijo nada de la expropiación de los bienes de Sánchez de Losada.
Ahora, funcionarios masistas en complicidad con algunos dirigentes nacionales, intentan aislar a los sectores combativos en Huanuni, vetar a la COD de Oruro, y otras formas de ataque político, con el objetivo de mantener a la COB como una dócil y subordinada institución, que no perturbe los esfuerzos de dialogo con la derecha, no impulse ni centralice la lucha por el salario y otras demandas de los trabajadores y no levante una posición de clase e independiente del gobierno frente al proceso político nacional.
Estamos ante un pacto que ata las manos de los trabajadores, impide el combate a la derecha, y subordina la fuerza cobista al servicio de una estrategia de diá-logo y concertación con la derecha. Los trabajadores mineros, maestros , fabriles, debemos recuperar la COB al servicio de la lucha contra el imperialismo, la burguesía y los terratenientes. Sólo recuperando la independencia de clase, con una política de combate, de denuncia del diálogo y por todas las demandas obreras, campesinas y populares podre-mos abrir un verdadero cambio revolucionario en nuestro país. Hay que iniciar la construcción de un Movimiento por el Instrumento Político de los Trabajadores, como ya ha definido varios congresos laborales.
Necesitamos una COB y sindicatos que sean verdaderos instrumentos de lucha de los trabajadores para intervenir en el proceso político nacional tanto como para enfrentar la crisis económica que comienza a golpear el país y que los capitalistas querrán descargar sobre los hombros de los trabajadores y el pueblo.
El salario se reduce mientras suben los alimentos. Ya anuncian despidos en la minería en Potosí y peligra el empleo de muchos trabajadores paceños y alteños, ante la amenaza yanqui de suspender el APTDEA en seis meses. ¡Hay que preparar un programa obrero para responder al crisis política y económica y comenzar a construir una dirección revolucionaria, capaz de llevarlo adelante al frente de la COB!

¿Por dónde empezar?
Los sectores combativos (como el magisterio urbano de La Paz , los mineros de Huanuni, etc.), los trabajadores que buscan una salida, las corrientes que se reclaman socialistas como el POR y el MST, tienen que comenzar a unir fuerzas para dar esta pelea en la COB y los sindicatos, por la defensa de la independencia de clase de nuestras organizaciones, por la democracia obrera y por un programa obrero, rodeando de solidaridad las luchas, coordinando, dando los primeros pasos hacia el reagrupamiento de la vanguardia obrera. Desde Palabra Obrera y la LORCI comprometemos nuestros esfuerzos en este sentido.

Luchemos por

* No a la impunidad. Cárcel y castigo para Leopoldo Fernández y todos los asesinos.
* No a los pactos y negociaciones del MAS y la derecha.
* Comités de autodefensa en los sindicatos y todas las organizaciones de masas. Ninguna confianza en las Fuerzas Armadas y la policía.
* Aumento salarial de emergencia y escala móvil de salarios.
* Por una verdadera reforma agraria. Por tierra y territorio para los pueblos originarios.
* Nacionalización “100%” sin pago y bajo control de los trabajadores del gas, la minería, la banca, la agroindustria y los recursos naturales.
* Reversión al estado de todas las capitalizadas.
* Nacionalización de toda empresa que cierre o despida.
* Monopolio estatal del comercio exterior
* Ruptura de todos los pactos con el imperialismo. No pago de la deuda externa.

Por Javo Ferreira