< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


La Paz, tomada por el pueblo trabajador

 

En esta gran jornada, El Alto bajó en masa, en la más imponente movilización desde el inicio del actual proceso, tomando el centro paceño, sitiando la plaza Murillo y desbordándose por los barrios céntricos, como Sopocachi y Miraflores. Durante toda la jornada innumerables columnas de juntas vecinales, maestros, campesinos llegados de diversas regiones, y otros sectores ocuparon toda el área central, hicieron desaparecer el tráfico y obligaron a cerrar negocios y oficinas. Sectores avanzados, entre los que se destacaron los estudiantes de la UPEA alteña, los maestros y los mineros de Huanuni chocaron una y otra vez con la policía en los alrededores de la Plaza Murillo, contestando con piedras y "cachorros" a los gases policiales. Los adoquines de la histórica Plaza San Francisco volvieron a servir para improvisar barricadas.

En la marea humana, con sus estandartes, sus pancartas rojas o blancas y cientos de wiphalas, con su combatividad y el alto grado de organización de cada junta, sindicato o sector, se expresaban avanzadas consignas, por la nacionalización del gas, por una Asamblea Constituyente y contra Mesa y el Congreso, por un gobierno obrero y campesino. Se dieron también expresiones de un justo odio social contra los ricos: a los "bien trajeados" se los obligó en varias oportunidades a quitarse la corbata. En las aristocráticas plazas Abaroa o Isabel La Católica, algunas juntas vecinales improvisaron un momento de descanso: un "ajtapi", que fue todo un gesto de desafío.

Si bien El Alto es la avanzada, también vienen creciendo las marchas, paros y bloqueos en Cochabamba, Oruro y Potosí. En el Altiplano hay más de 30 puntos de bloqueo sobre las carreteras a Oruro, Cochabamba y el Lago. En Santa Cruz, los maestros rurales, en su segunda semana de paro protagonizaron en esta misma jornada una gran marcha, tomando las oficinas de una AFP y del SEDUCA, mientras que los colonizadores y campesinos de San Julián y otras zonas se aprestan a salir al bloqueo. En Tarija los desocupados ocuparon la sede de la brigada parlamentaria exigiendo la nacionalización del gas. También se declaran en paro indefinido los trabajadores de salud y los choferes paceños paran por 48 hrs.

En muchos lados crece una consigna: hay que masificar más la lucha, hay que radicalizar las medidas y los paros, hay que multiplicar la fuerza en las marchas y extender a todo el país los bloqueos de caminos!