< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Por una gran Juventud Cobista

 

Es necesario avanzar en la tarea de poner en pie un poderoso destacamento juvenil en lucha por la nacionalización del gas, que sea una trinchera de lucha y organización de los que estamos luchando día a día desde nuestros lugares de trabajo o estudio y que marchamos diariamente a la Plaza Murillo junto a los trabajadores y el pueblo movilizados. Para llenar de nuevas fuerzas a la COB y las organizaciones sindicales. Para poner en pie una organización amplia de jóvenes, militante y antiimperialista, que combata por la independencia de clase, tal como plantean los Estatutos de la COB, contra las trampas "populares" de militares patriotas, curas y abogadillos, y para confiar solo en la fuerza de los trabajadores y el pueblo organizados. Una organización juvenil a construir en cada fabrica o distrito minero, en cada barrio popular, centro de estudios o comunidad, incorporando plenamente a esa nueva generación de hijos del pueblo trabajador que se está forjando en acontecimientos como los de Octubre y en la lucha de estos mismos días. Por eso, impulsamos el Movimiento por una Juventud Cobista, cuyos primeros comités se están formando al calor mismo de las movilizaciones alteñas.