< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Balance de las elecciones a la FUL-UMSA

Se eligió una nueva FUL al servicio de las camarillas

 

Las elecciones a la Federación Universitaria Local de la UMSA fueron convocadas de la manera más antidemocrática, días antes de Carnaval y cuando la mayoría de los estudiantes aún no pasaban clases o recién estaban en proceso de inscripción. Muchos, en particular los más nuevos, no habían podido tramitar matrículas.



Esto no es nuevo, ya que año tras año las camarillas docente-estudiantiles, sirvientes del régimen universitario corrupto, intentaron instalar las elecciones totalmente al margen de los estudiantes de base.

Estas antidemocráticas elecciones excluyeron a la mayoría de los estudiantes, con el único objetivo de fortalecer el régimen universitario corrupto y derechizado y evitar que el proceso electoral pudiera despertar procesos de discusión y reagrupamiento entre los estudiantes. Así, apenas unos 11.000 estudiantes pudieron votar el 10 de marzo.

La disputa entre las principales listas, agentes de las camarillas, derivó en un escándalo en el conteo de votos. Es que no sólo se jugaba el control de la FUL, que desde hace 6 años no había, sino que durante este tiempo se acumuló un millonario botín: dos millones de bolivianos, fondos destinados a la representación estudiantil.

Cuando eran las nueve y media de la noche en la facultad de Ingeniería, dos bandos pertenecientes al frente “Integración” que obtuvo el 24% y “Ful-bases” con 39%, se agarraron a golpes al típico estilo de pandillas.

Lo mismo pasaba en los predios del Monoblok, cuando estos mismos bandos irrumpieron en el coliseo de la UMSA donde se procedía al recuento final. Allí sólo entraban estas camarillas pero no cualquier estudiante que quisiera presenciar libremente el recuento.
Pasaron cinco horas para que el frente “Ful-Bases” conformada por masistas y elementos de la derecha reciclada, se declarara ganador en medio de pandillas y policías. La lista “Integración” compuesta también por masistas declaró desconocer estas elecciones por fraude.

Nuestra agrupación universitaria, “Octubre” llamó a votar críticamente por la lista JS ya que fue la única lista de izquierda que propuso expulsar a la policía y pelear contra las camarillas corruptas. Ahora, denunciamos que la nueva FUL en este antidemocrático proceso obtuvo apenas 4.600 votos y no representa a los setenta mil universitarios inscritos. Sus dirgentes se aprestan a ser parte de éste régimen universitario corrupto y burocrático al servicio de las camarillas.

Resultados de las elecciones de la FUL-UMSA

Sigla Total Porcentaje
Ful- Bases 4.632 39%
Integración 2.816 24%
BMQ 1.178 10%
ARU 301 6%
J.S. 528 4%
Blancos 709 6%
Nulos 1.605 13%
Total votos 11.769 100%

Llamamos a todos estudiantes a luchar contra la política del HCU y las camarillas y roscas universitarias.

Llamamos a redoblar esfuerzos en la perspectiva de poner en pie un nuevo movimiento estudiantil basado en la autoorganización democrática y de pie junto a las luchas de los trabajadores y el pueblo, un movimiento estudiantil que luche por una universidad gratuita, crítica y científica, y realmente abierta a los trabajadores y el pueblo pobre, con un nuevo gobierno universitario tripartito de estudiantes, docentes y trabajadores universitarios con mayoría estudiantil y basado en la más amplia democracia interna.

Por Reynaldo