< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Por un frente de los trabajadores, anticapitalista y socialista

 

Como lo hemos hecho en las reuniones llevadas a cabo junto a otras fuerzas políticas en la Casa Obrera y Juvenil de El Alto, desde la LOR-CI proponemos impulsar un frente que pelee por la organización política de los trabajadores, defendiendo la independencia de clase frente al gobierno de Evo Morales como ante cualquier variante proempresarial.Un primer paso ha sido que el 1º de mayo marchásemos en una columna común bajo estas banderas, el PS-1 “MQSC”, SOL-K, el MST, la LOR-CI y otras organizaciones.



Reproducimos en la página 2 la propuesta de llamado común puesta a discusión e invitamos a los sindicatos combativos, al POR y otros grupos que se reclaman obreros y socialistas, a los trabajadores y trabajadoras y los jóvenes luchadores a discutir y sumarse a esta iniciativa.
EL GOBIERNO de Evo Morales y el MAS pacta con la derecha. Con su CPE consensuada quiere sepultar la “agenda de octubre”, es decir, la lucha por una verdadera nacionalización del gas y los recursos naturales, la reforma agraria y la ruptura con el imperialismo para acabar con la explotación, la miseria y la opresión. El Gobierno, aunque se presenta como “popular”, defiende la propiedad burguesa y terrateniente y mantiene el accionar de las transnacionales que saquean al país.

Esto, mientras los trabajadores y el pueblo están sufriendo las consecuencias de la carestía de la vida, el desempleo, los bajos salarios, la precarización laboral y la prepotencia de los empresarios que pisotean los más elementales derechos laborales.

Esta situación se agravará a medida que la crisis económica internacional se haga sentir en el país. Ya han empezado los despidos y cierres en fábricas, talleres y minas y esto se agravará, pues la política económica del gobierno, tan “respetuosa” de los empresarios y sus ganancias, lleva a que la peor parte de la crisis caiga sobre los obreros y los sectores más empobrecidos del campo y la ciudad.

EN ESTE MOMENTO, oficialistas y opositores están ya en plena campaña electoral. Se barajan nombres y frentes. La derecha baraja los suyos. El MAS discute sus listas. Algunos dirigentes, como Román Loayza, que integró hasta ahora el gobierno, o Roberto de la Cruz, que concilió con el MAS desde el Consejo Municipal de El Alto, proponen un “MAS nº2” es decir, un planteo para buscar cargos, sin programa y con la misma estrategia de colaboración de clases y pactos con la burguesía que caracteriza al MAS de Evo Morales. Propuestas de este tipo no pueden ser sino un nuevo engaño a los trabajadores y el pueblo.

FRENTE A ESTA SITUACIÓN, los abajo firmantes acordamos en que los trabajadores necesitan recuperar para la COB y sus organizaciones sindicales la más plena independencia política y sindical frente al gobierno del MAS y frente a toda variante política pro empresarial. La actual dirección de la COB violenta los estatutos de nuestro órgano matriz que establece claramente la independencia de clase, para subordinarse al reformismo burgués de Evo Morales y el MÁS. Decimos que no basta la lucha sindical, sino que la clase obrera tiene que organizarse también en el terreno político, para pesar en el escenario nacional, levantar un programa anticapitalista, para que la crisis la paguen los empresarios, los terratenientes y las transnacionales, y ofrecer al pueblo oprimido y explotado, a las naciones originarias, una salida obrera, campesina y popular, vale decir, socialista y revolucionaria.

Por tal motivo, llamamos a los sindicatos combativos, a los trabajadores en lucha, a las organizaciones obreras, campesinas, indígenas y populares, a las corrientes estudiantiles de izquierda, a las corrientes políticas que se reclaman del movimiento obrero y el socialismo, a conformar un frente de los trabajadores, anticapitalista y en lucha por el socialismo, que bregue para que en las luchas en curso, en el congreso de la COB y en las próximas elecciones nacionales pueda expresarse la independencia sindical y política de la clase obrera frente al gobierno reformista de Evo Morales, con un programa anticapitalista y antiimperialista para la alianza obrera, campesina, indígena y popular, y por el socialismo.

PROPONEMOS que este frente esté al servicio de las luchas y movilizaciones de los trabajadores, planteando medidas como el aumento salarial acorde al costo de la canasta familiar, la prohibición de los despidos, la nacionalización bajo administración obrera de toda empresa que cierre o despida, la reversión al Estado de las empresas de servicios públicos “capitalizadas”, una verdadera reforma agraria que comience por la expropiación sin pago del latifundio, base material en la que se asienta el accionar del los grupos fascistoides como el de Sta Cruz. La lucha por el monopolio estatal del comercio exterior, debe ser una de las primeras medidas para proteger la industria nacional sin afectar los intereses de los pequeños comerciantes y pueblo en general. Los trabajadores de las industrias textiles, trabajando en cientos de talleres bajo el sistema de maquila, solo pueden terminar con esta situación, con la lucha por el control obrero colectivo de las empresas y de la rama en su conjunto. En la minería, mientras el gobierno protege las inversiones extranjeras de las multinacionales como la Jindal en El Mutún, Sinchi Wayra que intenta bajar salarios, o la australiana de Amayapampa, los comunarios y obreros asalariados se vienen enfrentando como en Illimani, Himalaya o recientemente en Amayapampa. Los comunarios están en su pleno derecho de administrar recursos naturales que les corresponden, pero también los asalariados tienen el derecho de garantizar sus fuentes de trabajo al ser gracias a su esfuerzo posible la explotación de tales yacimientos. Debemos forjar una fuerte y gran alianza entre comunarios y asalariados, para que sean las trasnacionales y el gobierno quienes paguen la crisis y dejen de usufructuar recursos y trabajo obrero y campesino.

DEBE APROVECHARSE la tribuna electoral y llevar candidatos representantes de los trabajadores, sin arribistas, curas ni militares en las elecciones de diciembre, como han aprobado los trabajadores en reiterados congresos de la COB y FSTMB mediante el Instrumento Político de los Trabajadores.

Lo anteriormente señalado implica la lucha por un Estado de nuevo tipo, es decir frente al Estado burgués semicolonial, es necesario imponer mediante la movilización y organización obrera, campesina, indígena y popular un Estado de los Trabajadores, que por su naturaleza será capaz por primera vez en la historia nacional de forjar una genuina y activa participación de los pueblos originarios y de todos los explotados y oprimidos del país.