< Inicio
< Atrás

Palabra Obrera Nº 65

Palabra Obrera N° 64

Palabra Obrera Nº 63

Palabra Obrera Nº 62

Palabra Obrera Nº 61

Palabra Obrera Nº 60

Palabra Obrera Nº 59

Palabra Obrera Nº 58

Palabra Obrera Nº 57

Palabra Obrera Nº 56

Palabra Obrera Nº 55

Palabra Obrera Nº 54

Palabra Obrera Nº 53

Palabra Obrera Nº 52

Palabra Obrera Nº 50

Palabra Obrera Nº 49

Palabra Obrera Nº 48

Palabra Obrera Nº 45

Palabra Obrera Nº 44

Palabra Obrera Nº 43

Palabra Obrera Nº 42

Palabra Obrera Nº 41

Palabra Obrera Nº 40

Palabra Obrera Nº 39

Palabra Obrera Nº 38

Palabra Obrera Nº 37

Palabra Obrera Nº 36

Palabra Obrera Nº 35

Palabra Obrera Nº 34

Palabra Obrera Nº 33

Palabra Obrera Nº 32

Palabra Obrera N° 31

Palabra Obrera N° 30

Palabra Obrera Nº 29

Palabra Obrera Nº 28

Palabra Obrera N° 27

Palabra Obrera N° 26

Palabra Obrera N° 25

Palabra Obrera N° 24

Palabra Obrera Nº 23

Palabra Obrera Nº 22

Palabra Obrera Nº 21

Palabra Obrera Nº 20

Palabra Obrera Nº 19

Palabra Obrera Nº 18

PALABRA OBRERA Nº 17

PALABRA OBRERA Nº 16

Palabra Obrera Nº 15

Palabra Obrera Nº 14

Palabra Obrera Nº 13

Palabra Obrera Nº 12

Palabra Obrera Nº 11

Palabra Obrera N° 9

Palabra Obrera - Boletín Especial - junio 2005

Palabra Obrera Nº 8

Palabra Obrera Nº 7

Ediciones Anteriores
Revista Los Andes
Tesis Fundacionales
Anterior página web


Los Comités del Movimiento por la Juventud de la COB

En Marcha...

 

Hace un año en un ampliado de la Central Obrera Boliviana se aprobó por unanimidad la resolución que instruía la formación de la Juventud de la COB para “coadyuvar en la lucha por la nacionalización de los hidrocarburos y como grupo de apoyo a la Central”. Luego de varias iniciativas, encuentros y reuniones como las realizadas en la COB el 14 de agosto, en Huanuni un mes después y posteriormente en El Alto, este embrión de movimiento tuvo que enfrentar la ilusiones del movimiento de masas y grandes sectores de la vanguardia en las promesas de Mesa, y no faltaron los que siempre buscan confundir sin propuestas claras, ni los que no están dispuestos a sacrificar unos minutos de su vida estudiantil para ayudar en organizar a los jóvenes trabajadores, a los que se levantan muy temprano en las mañanas . El camino estuvo lleno de obstáculos y dificultades, pero hoy esta empezando a caminar, con el empeño y la decisión por comenzar a organizar a la juventud trabajadora y estudiantil que no quiere regalar su futuro, la persistencia por ayudar a hacer sentir su propia voz a esos miles de jóvenes que viven su vida dentro de fábricas y talleres sin ningún tipo de derechos y con salarios de hambre; la persistencia en darle un norte a la juventud de vanguardia en torno a la COB como principal institución matriz, que refleja la herencia de la unidad obrera y campesina en la revolución del 52.

Durante las Jornadas de Junio fuimos decenas de jóvenes los que comenzamos a organizarnos en torno al Movimiento por la Juventud Cobista, participamos activamente de las marchas, bloqueos y enfrentamientos.

El 28 de mayo, anticipándonos a la crisis que se estaba desarrollando, nos organizamos en un plenario realizado en la Casa Obrera y Juvenil en comités por zona o estructura como el de la UMSA, el de la UPEA y de los jóvenes trabajadores y de secundaria de El Alto, También participamos de la toma de la brigada parlamentaria de Oruro. Durante los convulsionados días de mayo y junio impulsamos varios videos debates y seminarios realizados en la casa Obrera y Juvenil, para debatir junto a otros sectores en lucha como los compañeros dirigentes de distintas juntas vecinales del Distrito 6 donde esta ubicada la Casa, jóvenes luchadores de El Alto y la UPEA, así como también representantes de centros culturales etc. Estos debates alrededor de la nacionalización de los hidrocarburos o de la Asamblea Constituyente, las “autonomías regionales” y la necesidad de una Asamblea Popular nos permitieron elevar el nivel político e intervenir en la lucha cotidiana con mayor claridad.

Levantamos la consigna de Asamblea Popular como la mejor y mas democrática forma de organización para la lucha y la unidad de los trabajadores, campesinos y el pueblo pobre y como organismo de poder frente a las trampas de las “sucesiones constitucionales”. Impulsamos la moción de Asamblea Popular en varios distritos de El Alto.

En la reunión de la Asamblea Popular Nacional y Originaria de El Alto los Comités del Movimiento por la Juventud de la COB fuimos incorporados a la comisión de autoabastecimiento, que, de continuar la crisis, debería empezar a encarar este grave problema, proponiéndonos también para participar en la organización de los comités de autodefensa, mostrando con ello no solo la disposición a la lucha del Movimiento por la Juventud Cobista, sino también su reconocimiento por parte de las organizaciones presentes.

“¡Ahora estamos en marcha!”, podemos decir, y no vamos a bajar los brazos. Es sólo el principio de una gran tarea: poner en pie una poderosa juventud de la COB, antiimperialista y combativa. Contribuyendo a la organización de las nuevas generaciones de jóvenes trabajadores y de los barrios populares, queremos contribuir a poner en pie a esa fuerza social decisiva, a las decenas de miles de textiles que trabajan en la Paz y El Alto, los trabajadores petroleros que extraen, distribuyen y envasan los hidrocarburos, los miles de mineros, fabriles y trabajadores de las “capitalizadas”, se recuperen y reorganicen y en los futuros combates de esta “guerra del gas” pasen a jugar un gran papel en primera línea de la alianza obrera, campesina, originaria y del pueblo pobre.

Una de las primeras medidas a desplegar es una gran militancia de los comités del Movimiento por la JC para ayudar a luchar a los jóvenes de talleres, fábricas y empresas por su derecho a la sindicalización.

En este camino haremos un Acto y Festival Multicultural por la Nacionalización de los Hidrocarburos el sábado 24 de Julio en las puertas de la Casa Obrera y Juvenil, para continuar con la lucha y la organización de la juventud junto a los trabajadores y el pueblo. Llamamos a todos los partidos que se reclaman obreros y populares, a los movimientos sociales campesinos y originarios, a los sindicatos y federaciones de los trabajadores, a las juntas vecinales y a la juventud combativa a organizarlo en común.